Remitidos

CONTIGO pide el cese fulminante de Pablo Iglesias “por higiene y dignidad democrática”

PEDRO SORIANO
photo_camera Pedro Soriano, secretario de Relaciones Institucionales de Contigo (CEDIDA)

“Pedro Sánchez tiene la obligación de impedir que su vicepresidente cuestione nuestro estado de derecho y de no cesarlo será cómplice del deterioro de nuestra democracia”, ha asegurado Pedro Soriano, secretario de relaciones institucionales de Contigo Somos Democracia.

CONTIGO Somos Democracia ha considerado “inadmisibles” las declaraciones de Pablo Iglesias: “No hay una situación de plena normalidad política y democrática en España”.

“Lo que es una anormalidad – ha contestado Soriano - es que un miembro del Gobierno de un Estado democrático, y que ocupa un cargo tan relevante como es el de vicepresidente, cuestione nuestra democracia”. “Lo que es una anormalidad es que Pablo Iglesias no haya sido cesado; lo que es una anormalidad es que el vicepresidente del Gobierno como responsable del Ministerio de Derechos Sociales no haya tenido el pudor ni la sensibilidad en visitar las residencias de mayores; lo que es una anormalidad política y democrática es que Pablo Iglesias, siendo miembro del consejo de ministros, se dedique a tirar por el fango la imagen de nuestro país con el consiguiente juicio político y económico”, ha dicho Soriano.

Pedro Soriano ha asegurado que “el ridículo roza lo dramático a la vez que lo cómico, si no fuese por el daño que Pablo Iglesias está haciendo en nuestra imagen exterior”. El secretario de Relaciones Institucionales de CONTIGO ha puesto como ejemplo las declaraciones de la portavoz de Exteriores rusa, María Zajarova, que ha dicho que “no sabe a quién creer en el Gobierno español”, si a la señora Arancha González, ministra de Asuntos Exteriores, que afirma que “España es un ejemplo de democracia” o al vicepresidente del Gobierno español que expone que “España está lejos de tener una situación normal en asuntos democráticos”.

Soriano ha hecho referencia a esta frase de Hermes Antonio, para que la sociedad reflexione sobre la “mediocridad de los políticos a los que votamos, envueltos de banderas demagógicas y populistas: “El sufragio debe dejar de ser un acto de irresponsabilidad e insensatez. Dadle poder a un mediocre politicastro y estarás logrando por añadidura, opacar a una cantidad considerable de gente talentosa”.

Comentarios