Remitidos

Gracias, Pablo Ráez

Sin duda Pablo Ráez, donde estés debes estar orgulloso y satisfecho, de que tu vida no ha sido desaprovechada, has concienciado a mucha gente a que se hagan donante de médula, a que sean más empáticos con la gente que está enferma, a que el resto del mundo vea que aunque haya piedras en nuestro camino, un nuevo día es un nuevo regalo y no hay que desaprovecharlo ni tan solo un minuto.

En la vida muchas personas grandes, están con nosotros muy pocos años pero con un gran fin. Llevo siguiendo la lucha de Pablo Ráez, contra la leucemia (El Bicho), desde que comenzó.

Todos tenemos por desgracia, un familiar o amigo que haya muerto de dicha enfermedad, aunque sea de otro tipo, pero igualmente de cáncer. Me da miedo hasta escribir esa palabra, por eso le llamo El Bicho.

He conocido a personitas con menos de tres años que han ganado la batalla, y otros que se han ido de esta vida sin dejar de batallar, hasta el último minuto.

Sin duda Pablo Ráez, donde estés debes estar orgulloso y satisfecho, de que tu vida no ha sido desaprovechada, has concienciado a mucha gente a que se hagan donante de médula, a que sean más empáticos con la gente que está enferma, a que el resto del mundo vea que aunque haya piedras en nuestro camino, un nuevo día es un nuevo regalo y no hay que desaprovecharlo ni tan solo un minuto. Que lo más importante son los momentos y no lo material.

Eres, has sido y serás un campeón, con todas las letras ya que tu lucha ha ayudado a mucha gente a continuar con la suya.

Estabas en la flor de la vida, podríamos haber sido cualquiera, tú que me estás leyendo, yo… Pero le tocó a él, y decidió compartir sus experiencias. Allá donde estés Pablo, gracias por haber existido.

Mi más sentido pésame a su familia, amistades y en especial su novia.

D.E.P Pablo Ráez.

Comentarios