Remitidos

Nuestros montes son vitales

Pasadas las 17:00 horas del miércoles de la pasada semana se iniciaba un incendio en el Monte Hacho que nos mantuvo a los ceutíes en vilo y muy preocupados. Cabe aquí denunciar la Ley de Montes que implantó el PP el pasado enero del 2015, que además de permitir recalificar terrenos incendiados,  fomenta los incendios forestales como antesala de operaciones lucrativas.

Pasadas las 17:00 horas del miércoles de la pasada semana se iniciaba un incendio en el Monte Hacho que nos mantuvo a los ceutíes en vilo y muy preocupados. Las columnas de humo se divisaban a kilómetros y el fuego era muy intenso y se propagó con mucha rapidez. El incendio no pudo ser extinguido hasta cerca de las 21:00 horas gracias al trabajo incansable trabajo realizado por el servicio de extinción de incendios y salvamento, apoyados por un helicóptero del Magrama.

La extinción del incendio no fue tarea fácil debido a las proporciones del mismo y al fuerte viento que dificultaba aun más las tareas de extinción, y hay que agradecer el increíble trabajo de todos nuestros héroes de extinción de incendios y salvamento, desde aquí el máximo reconocimiento para ellos, tanto mío, como de la formación a la pertenezco, las Juventudes Socialistas de Ceuta.

La noticia del incendio ha resonado tanto en medios locales como nacionales, y no es para menos, ya que como publicaba Europa Press, “el incendio ha creado una situación de muy alto nivel de riesgo en la ciudad autónoma por su cercanía a una de las plantas de la petrolífera Dúcar cuyos tanques de almacenamiento se encuentran al 70% de su capacidad total”.

Tras extinguir el trabajo con mucho esfuerzo y tras las investigaciones pertinentes que le siguen, el Seprona dictaminaba en la mañana del día siguiente que el incendio fue provocado, ya que se inició en cuatro focos al mismo tiempo, prueba que sustentaría dicha provocación.

Es triste y lamentable que existan personas que buscan divertirse arrasando con nuestros sistemas naturales, poniendo en peligro nuestro patrimonio histórico cultural, pues el incendio llego hasta prácticamente cerca de un par de metros de las murallas de la fortaleza del hacho, y poniendo en riesgo la vida de cientos de ceutíes por la cercanía de la petrolera Ducar, con sus reservas bastante elevadas. Debemos impulsar una pedagogía profunda acerca de la importancia de nuestros montes, sustento básico para nosotros, para nuestras vidas.

Cabe aquí denunciar la Ley de Montes que implantó el Partido Popular el pasado enero del 2015, que además de permitir recalificar terrenos incendiados, lo que fomenta los incendios forestales como antesala de operaciones lucrativas, esta ley de Montes acaba también con las competencias de los 6.500 agentes forestales, que pierden su capacidad para denunciar delitos ambientales, siendo materialmente degradados con esta medida que supone un ataque a su trabajo, cuya calidad profesional ha quedado demostrada con su trayectoria de vigilancia y permanente denuncia de las agresiones ambientales.

También hay que destacar que vecinos de la zona ya denunciaban tiempo atrás, a través de redes sociales, la acumulación de basura y ramas secas, y el peligro que suponía al poder iniciarse un incendio con facilidad. Medios locales se hacían eco de estas denuncias y publicaban noticias que alertaban de que el Monte Hacho corría peligro de incendio, un peligro que desgraciadamente y sin lugar a dudas a contribuido a aumentar la gravedad del incendio de ayer, que aunque ha sido provocado, se ha visto agravado por la mala gestión de limpieza y conservación de los montes de nuestra ciudad que desarrolla el gobierno de Vivas.

Esperemos que el gobierno de la ciudad tome medidas de prevención como evitar el mal estado de limpieza y conservación de nuestros montes  para que esto no vuelva a ocurrir, y exigimos que se desarrollen elementos de gestión para la conservación y aprovechamiento de los montes de nuestra ciudad que combinen con el desarrollo sostenible. Nuestros montes son vitales, los gobiernos deben preservarlos.

Comentarios