Lunes. 23.04.2018 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

REMITIDO

"Rajoy ha puesto en peligro el futuro de las pensiones”

Manuel Hernández, líder de los socialistas ceutíes (C.A.)
Manuel Hernández, líder de los socialistas ceutíes (C.A.)

El secretario general del PSOE de Ceuta, Manuel Hernández, ha denunciado que, por culpa de la nefasta gestión del Gobierno de Rajoy y la falta de soluciones “el futuro del sistema de pensiones está en peligro”.

"Rajoy ha puesto en peligro el futuro de las pensiones”

El secretario general del PSOE de Ceuta, Manuel Hernández, ha denunciado que, por culpa de la nefasta gestión del Gobierno de Rajoy y la falta de soluciones “el futuro del sistema de pensiones está en peligro”.

Desde 1995, con los Pactos de Toledo, la sociedad española se dotó de un mecanismo de defensa de un sistema de Seguridad Social del que los socialistas nos sentimos orgullosos.

El Partido Popular a partir de 2012, a pesar de haber acordado en 2011 con todos los demás grupos políticos la defensa del sistema de Seguridad Social, adoptó una política basada en la devaluación salarial y en el debilitamiento de las condiciones laborales de los trabajadores, una política que hemos denunciado en nuestra propuesta de Pacto de Rentas, publicado en Septiembre de 2017.

Este déficit ha sido compensado con retiradas masivas del Fondo de Reserva que se sitúa, en el día de hoy, en 8.095 millones de euros, y que si no se ha agotado totalmente ha sido como consecuencia del préstamo de 10.192 millones de euros del Estado a la Seguridad Social.

Además, el Ejecutivo del PP “hace subidas ridículas de las pensiones del 0,25% y recorta pensiones futuras, ya que a partir del 1 de enero de 2019 entrará en vigor el conocido como factor de sostenibilidad, que significa que se va a bajar la cuantía de la pensión desde el inicio en función de la esperanza de vida de ese corte de edad”

Hernández apunta que “la situación de emergencia ante el problema muy grave de déficit del sistema de pensiones que vivimos por culpa de la falta de propuestas del Gobierno de Rajoy, el PP sólo se dedica a poner parches, pero no tiene una solución para arreglar el déficit”.

Por todo ello, ante la incapacidad de buscar soluciones del Gobierno Popular, desde el PSOE nos vemos “en la obligación de generar confianza y esperanza para el futuro de las pensiones y presentamos la siguiente propuesta”.

a) Garantizar el nivel de pensiones actual en términos de su revalorización anual con el índice de inflación.

b) Racionalizar los gastos para que las cotizaciones sociales no soporten el coste de otras políticas ajenas al propio sistema de la Seguridad Social.

c) Ampliar sus ingresos con el recurso a una batería de medidas de expansión presupuestaria destinadas anualmente a completar los ingresos por cotizaciones hasta que éstos se vuelvan a equilibrar dentro del sistema.

d) Intensificar la acción de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en la lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social. Estas prácticas son insolidarias siempre y, en especial, en estos momentos de dificultad financiera del sistema público de pensiones.

e) Impuesto extraordinario sobre la banca

La burbuja financiera que ocasionó la crisis de la que aún estamos saliendo tuvo su origen en una estrategia excesivamente arriesgada del mundo de las finanzas, y fue su efecto a lo largo y ancho de la economía el que determinó en buena medida la situación que tenemos hoy tanto en términos de desempleo como de déficit de la Seguridad Social. Puesto que el único rescate para paliar la crisis que se arbitró fue el de la banca y éste ha beneficiado claramente al sector, parece legítimo conectar ambas realidades y pedirle a la banca un esfuerzo adicional para contribuir a paliar el déficit presupuestario del sistema que mejor ejemplifica el bien común en nuestro país, como es la Seguridad Social. La banca fue rescatada por todos los españoles; ahora pedimos a la banca que contribuya al rescate del sistema que mejor representa los intereses de todos los españoles: su Sistema de Seguridad Social.  La crisis financiera puso de manifiesto en su momento una combinación de sobreexposición al riesgo del sistema bancario, su rescate por un importe de 77.702 millones de euros del que se estima solo se recuperarán un 19% (14.948 millones de euros), y la obtención de un beneficio directo al final del proceso en la forma de mayor cuota de mercado, mejor capitalización y unos balances saneados de las entidades supervivientes. Todo ello justifica que la banca deba soportar una imposición superior a la del resto de empresas que operan en la economía. No se trata tanto de que se devuelvan las ayudas concedidas como de que un sector crítico, imprescindible para la estabilidad económica, realice mayores aportaciones que, de un lado, desincentiven conductas excesivamente arriesgadas y, de otro, permitan socializar recursos que puedan plantear de forma justa los rescates pasados y futuros, justificándose el impuesto, en definitiva, como un seguro frente a un riesgo sistémico, similar al que se ha establecido en el Reino Unido.

En conclusión, los socialistas estamos decididos a defender nuestro actual sistema de pensiones, convencidos de que se puede asegurar su sostenibilidad y su suficiencia, tanto para los pensionistas actuales como para los que accederán a una pensión en un horizonte hasta 2050. Por ello apostamos por la necesidad de enfrentar el déficit estructural que el sistema presenta ahora y puede presentar en un futuro a medio plazo, como el modo mejor de mantener un sistema homologado al común denominador de los sistemas de pensiones de la Unión Europea, tanto en los ámbitos de la cobertura como de la financiación, y que apueste por mantener pensiones suficientes y actualizadas según la evolución de los precios. Un sistema, en definitiva, que mantenga y reafirme su defensa de la contribución y la solidaridad, puesto que ha demostrado sus efectos a lo largo de décadas como elemento básico de cohesión y de estabilidad social.

"Rajoy ha puesto en peligro el futuro de las pensiones”