Remitidos

Los Servicios Sociales, algo más que un instrumento político

Oficinas de la Consejería de Servicios Sociales (ARCHIVO)
photo_cameraOficinas de la Consejería de Servicios Sociales (ARCHIVO)

El sindicato denuncia la situación en el que se encuentra el colectivo del convenio de inmigración adscrito a Servicios Sociales. 

Desde  la Sección Sindical de CCOO creemos necesario hacer pública la situación que están viviendo los trabajadores/as de la Consejería de Servicios Sociales, los mismos que han estado ejerciendo su labor profesional como servicio esencial en los peores momentos de la pandemia. Estos empleados públicos se encuentran desamparados por los responsables de éste área dado que llevan meses esperando la elaboración por parte de los responsables de dicho departamento de un protocolo de seguridad de visitas domiciliarias específica por la crisis sanitaria que estamos atravesando con el COVID-19, necesario  para prevenir cualquier tipo de circunstancia adversa tanto para los trabajadores/as como para los ciudadanos que reciben dicho servicio. Es importante señalar que, en muchos casos, las solicitudes presentadas por los usuarios/as no son resueltas por la imposibilidad de realizar las visitas domiciliarias marcadas en el protocolo a seguir por parte del equipo de profesionales de Servicios Sociales.

Ni que decir tiene, la necesidad de dotación de personal que precisa los Servicios Sociales Comunitarios. Dicho servicio que, con el paso de los años va asumiendo más competencias, se encuentra bajo mínimos, teniendo por ello que contratar a trabajadores sociales de bolsa y que, en la actualidad, no se están renovando dichos contratos por lo que se ven desbordados para poder dar la atención al público de forma digna y diligente  y sin que la Consejería haga nada al respecto.

Prueba del poco interés de la Ciudad y de la propia  Consejería titular de este servicio, es el reciente recurso presentado a la sentencia ganada por los trabajadores/as adscritos al Convenio de Inmigración por fraude de ley, quedando éstos en la misma situación de precariedad que vienen padeciendo desde el año 2008, dilatando más aún la situación de estrés y ansiedad de todo el personal que desempeña de manera estructural su labor profesional.

De lo que no puede haber ninguna duda es de la implicación de CC.OO. que estará, como ha estado desde el año 2008, siendo la única central sindical preocupada por la situación de estos trabajadores, y  a pesar de lo que diga la Directora General; vigilantes del futuro laboral de este discriminado  colectivo.

Comentarios