Remitidos

La UGT ni firma pactos oscuros ni avala ilegalidades

La UGT, como siempre, pone en primer lugar el interés general de los trabajadores y ciudadanos. En relación con la nota difundida por Coalición Caballas así como las declaraciones efectuadas por el señor Alí a la Cadena Ser sobre la Oferta de Empleo Público, desde la Federación de Servicios Públicos de la UGT queremos hacer las siguientes precisiones.

En primer lugar tenemos que darle una pésima noticia a Coalición Caballas. Llegan tarde. La oferta de Empleo Público 2016 se publicó en el BOCCE nº 5.573 de 13 de mayo del año en curso, por tanto ya lleva más de dos meses aprobada y, además, con bastante retraso. Es verdad que en Ceuta hay miles de parados y que la oferta de empleo público lleva más de cinco años siendo raquítica, pero durante los meses de enero, febrero, marzo y abril no observamos ningún interés en los grupos políticos por saber cuándo iba a salir y qué volumen iba a tener la oferta. Por tanto, estaremos encantados porque, desde ya, nos apoyen para que la oferta de 2017 se ajuste a las necesidades de un ayuntamiento o ciudad autónoma que ha perdido más de un quince por ciento de sus efectivos en los últimos años.

También nos hubiera gustado que mientras disminuía la plantilla de forma alarmante, dejando servicios esenciales bajo mínimos y aumentaba de forma desorbitada el número de cargos de confianza de todo tipo (asesores, coordinadores, directores generales, personal de confianza…), no hubiera tenido que ser la UGT, la única que acudiera a los tribunales, los cuales, en varios casos, nos han negado legitimidad para denunciar estos nombramientos, probablemente pensando dónde estaban los representantes del pueblo para denunciarlas.

Nos gustaría también que no hubiera tenido que ser la UGT, sino los legítimos representantes del pueblo, los que denunciaran que los puestos de habilitación nacional, tan importantes para el control legal y presupuestario de los gobiernos locales, se encuentren vacantes desde hace más de quince años, cubiertos de forma interina, mientras los representantes del pueblo se muestran mudos y miren hacia otro lado. Y así tantas y tantas cosas que no acabaríamos nunca.

Queremos manifestarle al señor Alí que necesita mejores fuentes de información antes de lanzarse alegremente a hacer declaraciones acusatorias. Ni en la Mesa hubo ninguna disputa entre centrales sindicales, ni la UGT apoya bases oscuras o sospechosas. Léase las bases aprobadas, señor Alí y después opine cuales son los puntos oscuros o sospechosos que, por cierto, son prácticamente idénticos a las últimas bases aprobadas que tuvieron el apoyo unánime de las Centrales. La UGT en las mesas se sienta a negociar desde el primero hasta el último minuto, en defensa de los intereses de los trabajadores a los que representa y si consigue en esa negociación mejorar las bases, las apoya, y si no, pues no las apoya. Lo que no hace la UGT es de forma irresponsable abandonar la mesa en el primer punto, justamente las de policía local a turno libre, mientras quedaba por negociar toda la promoción interna, dejando a los trabajadores de la casa abandonados a su suerte frente a la Administración.

La UGT cuando en las mesas considera que se están vulnerando derechos o normativas legales, no corre a la planta sótano del Palacio Autonómico a pedir socorro, acude a los tribunales. Y desde luego, podemos garantizarle que cuando se efectúen las pruebas, tanto las de policía local, como todas las demás, nuestros representantes estarán allí para que la limpieza, la transparencia y la igualdad de oportunidades primen sobre todas las cosas. Desde ya le invitamos a que esté presente para comprobarlo in situ. Por algo la Unión General de Trabajadores, llevan más de treinta años gozando de la confianza mayoritaria de los trabajadores municipales. Por algo la Unión General de Trabajadores lleva velando por los intereses de los trabajadores en España casi ciento cuarenta años. Por algo, la Unión General de Trabajadores tiene en Ceuta cerca de cuatro mil afiliados."

Comentarios