Semana Santa 2018

Este sábado a las 18, 30 horas desde la capilla del Príncipe

El del Medinaceli, un traslado cargado de novedades

medinaceli en el príncipe semana santa
photo_camera Imagen del traslado del Medinaceli (C.A.)

El traslado de las imágenes de Nuestro Padre Jesús Cautivo, Medinaceli, y María Santísima de los Dolores, volverá a despertar la devoción de los ceutíes que, como todos los años, se darán cita a las puertas y alrededores de la capilla de San Ildefonso en el Príncipe.

El traslado de las imágenes, que este año presenta la novedad de que no se llevará a cabo la tradicional y centenaria liberación de un preso en la antigua prisión de Los Rosales, acto que se celebrará el lunes, estará cargada de impresionantes imágenes que los caballas no borrarán de sus retinas, haciendo que este recorrido sea el mejor preámbulo de la Semana Santa de Ceuta.

Otra novedad es que la salida de la capilla de San Idelfonso se producirá media hora más tarde lo que ha venido siendo habitual, estando fijada ésta para las 18,30 horas.

Hace pocas fechas, la imagen del Señor de Ceuta fue trasladada hasta el nuevo centro penitenciario de Mendizabal, donde se celebró una función religiosa. Posteriormente, la imagen fue trasladada a la capilla de San Ildefonso en el Príncipe, donde permanecerá hasta este sábado, lugar desde el que partirá la comitiva para proceder al traslado hacia la casa de hermandad, ubicada en la Avenida de Otero.

Esta cofradía, según explican en la ficha del Consejo Local de Hermandes y Cofradías,  tiene el privilegio de liberar un recluso en el transcurso de una emotiva ceremonia que hasta 2014 tuvo lugar en la prisión de Los Rosales. En 2015, con motivo de los cambios que afectaron al tradicional traslado de las imágenes, este simbólico acto se celebró por primera vez ante la fachada principal del Palacio de la Asamblea. En el año 2018, la liberaciónse producirá frente al monumento de González Tablas debido al cierre del Centro Penitenciario de Los Rosales y la apertura del nuevo en Fuerte Mendizábal.

Comentarios