Sociedad

Murió de cáncer el 21 de diciembre de 2020

Un año sin Fernando Blasco, el cirujano preciso, humano y excelente

BLASCO CARRATALÁ
photo_camera Fernando Blasco Carratalá durante una intervención (CEDIDA)

En 2017 él mismo se diagnosticó un cáncer de pulmón. No fumaba. Sobrellevó el tratamiento con el ejercicio de su profesión. 

El cirujano Fernando Blasco Carratalá falleció el 21 de diciembre de 2020 en Ceuta. Tres años antes él mismo se había diagnosticado un cáncer de pulmón. No fumaba. De padre militar, madre joyera y hermano médico, el oftalmólogo Andrés Blasco, destacó por su precisión con el bisturí, humanidad, decisión y liderazgo.   BLASCO CARRATALÁ

Pese a lo impactante de la noticia por la etapa avanzada del tumor, Fernando sobrellevó su tratamiento con el ejercicio de su profesión. No dejó de trabajar hasta su último año de vida.

Era un médico de prestigio, especializado en cirugía general y digestiva, así como un versado conocedor e innovador en las prácticas laparoscópicas. IMG_0131~photo-full

Blasco Carratalá compaginó el trabajo en la sanidad pública, donde fue jefe de Servicio en el Hospital Universitario de Ceuta a los 37 años, con el que realizaba en la clínica Septem, donde pasaba consulta y operaba desde 2008. Para otras intervenciones más complicadas se trasladaba a Jerez de la Frontera. En los últimos tiempos  atendió a los pacientes en la Gran Vía.  

El propietario de la clínica y gran amigo de Fernando, Juan Remartínez, recuerda con orgullo que fue el primer especialista que recaló en Septem, en 2008. "Era un hombre muy humano y le encantaba su profesión". Resalta su carácter innovador y destaca que fue presidente de la Sociedad Española de Cirugía Laparoscópica. "Personalmente tenía  una gran capacidad para llenar espacios, era muy cercano y a la vez muy líder, contundente en sus opiniones y con gran sentido del humor. Tenía las ideas claras"

Fernando Blasco Carratalá "levantaba pasiones" y no dejaba indiferente a nadie. Fue también torero y su nombre apareció en carteles de corridas taurinas con público. Remartínez cuenta la anécdota de Carratalá un día en la plaza de toros de Algeciras· "En su última corrida no acertaba con la espada para entrar a matar al toro, y él contaba que alguien del público alzó la voz y le dijo <métele el bisturí Blasco, métele el bisturí>". Para Remartínez su muerte fue "un palazo". Estaba en plena actividad. "Era muy vocacional, atendía a cualquier hora".IMG_0139~photo (2)

Blasco Carratalá, que contó en todo momento con el apoyo profesional y personal de su mujer, Ana Mari, ha dejado una profunda huella en Ceuta aunque su ciudad natal fuera Sevilla (9-05-1949) o residiera durante un tiempo de excedencia en Algeciras. Fernando salvó muchas vidas y dispuso de una cartera de pacientes que tenían una fe ciega en sus manos, también en la Península. IMG_0129~photo

En 2019, el Colegio de Médicos de Ceuta lo nombró Colegiado Honorífico, un título que se entrega a los profesionales con más de 70 años de edad y al menos 25 años de experiencia en Ceuta". 

Tras un año de su muerte son muchos los que todavía tienen presente a este profesional tan preciso y excelente como médico.IMG_0137~photo IMG_0136~photo (2)

 

 

 

Comentarios