Sociedad

"Lo más importante es que saquemos muchas lecciones aprendidas de este ejercicio"

Foto Ejercicio SUR16 (Custom)
photo_camera Mañana alrededor de 250 efectivos de la UME llegarán a la ciudad para participar en el simulacro /CEDIDA

Demetrio Barrachina es el jefe de Relaciones Institucionales y Comunicación Pública del batallón de la UME que va a dirigir el simulacro en Ceuta y cuya sede se encuentra en Valencia. Alrededor de 250 efectivos de esta unidad se desplazarán hoy martes hasta Ceuta para participar en el mayor simulacro que se ha realizado en España sobre una emergencia sísmica. 

A escasas horas de que la tierra comience a temblar en Ceuta, todos los dispositivos se preparan para vivir el mayor simulacro que se ha realizado en España sobre una emergencia sísmica. 

"Sur 16", que es como se ha denominado a esta actividad, ha comenzado esta mañana en la capital hispalense. A las 7.17 horas se ha producido un terremoto con una magnitud de 6,1, lo que ha motivado la declaración de la situación 2 de emergencia por parte de la Junta de Andalucía, que, al mismo tiempo, ha activado el Plan Especial de Emergencias ante el riesgo sísmico.

A continuación, a las 4.43 horas de la madrugada del 5 de abril, se producirá un terremoto de 6,5 grados que afectará a Ceuta, La grave situación obligará a las autoridades a reclamar la ayuda de la Unidad Militar de Emergencia (UME). 250 efectivos más 50 vehículos se desplazarán mañana desde Valencia hasta Ceuta. Está previsto que al mediodía lleguen por helicóptero los primeros efectivos. Ya por la tarde lo hará el resto de militares vía marítima. Será en ese momento cuando se instale en la ciudad el puesto de mando que estará dirigido por el teniente coronel del tercer batallón de la UME con base en Valencia. Ésta será la persona encargada de coordinar a los operativos de la UME y de las fuerzas armadas, así como al resto de personal de intervención. 

La gravedad de los hechos provocará que el ministro del interior decrete el nivel 3 tanto en Ceuta como en Sevilla. "Afortunadamente, nunca se ha tenido que decretar el nivel 3 por emergencia sísmica en España, pero es necesario estar preparados por lo que pueda pasar", comenta Demetrio Barrachina, jefe de Relaciones Institucionales y Comunicación Pública del batallón de la UME que va a dirigir el simulacro en Ceuta.

Barrachina es de la opinión de que todo lo que no se ejecute mediante simulacro o a través de una buena planificación posteriormente es más complicado. "Una gota de sudor en instrucción evita muchas gotas de sangre cuando el hecho se convierte en realidad", es el lema de la Unidad de Emergencia Militar. 

El objetivo de estas prácticas es que "todos los jefes de coordinación sepan interoperar entre sí ante catástrofes de este calado, y así evitar que unos y otros se pisen el terreno", explica el jefe de Relaciones Institucionales y Comunicación Pública del batallón de la UME. 

Este es el sexto ejercicio de gran envergadura que la UME realiza en España. En esta ocasión el turno era del segundo batallón que tiene su zona de expansión en Sevilla y Ceuta, de ahí que se hayan elegido estas dos ciudades para realizar el simulacro. "La novedad es que hemos querido complicar, aún más si caben, las cosas poniendo a dos personas al mando, uno en la capital hispalense y otro en la ciudad autónoma", explica Barrachina. 

Para este miembro de la UME, lo importante no es que este simulacro salga bien o mal, "lo imprescindible es que saquemos muchas lecciones aprendidas como ocurrió con el terremoto de Lorca hace casi cinco años". 

Comentarios