Sociedad

Ramchandani ha participado en Madrid en la primera Jornada de Convivencia Interreligiosa

Juan Carlos Ramchandani participa en Madrid en una Jornada de Convivencia Interreligiosa /CEDIDA
photo_cameraJuan Carlos Ramchandani participa en Madrid en una Jornada de Convivencia Interreligiosa /CEDIDA

El ceutí ha acudido al encuentro como representante de la comunidad hindú. Juan Carlos Ramchandani (Krishna Kripa) realizó la primera intervención hablando sobre la misericordia divina en el Hinduismo. 

ram2 (Custom)El pasado domingo 17 de abril se celebró en Madrid la primera Jornada de Convivencia Interreligiosa a propuesta del Papa Francisco, un acto que este año se ha dedicado a la misericordia. Bajo el lema “Entretejidos por la Misericordia, Metta Karuna, Rajamin, Rahma, Kripa” el encuentro se desarrolló en el Colegio Santísimo Sacramento sito en la conocida zona de Arturo Soria. 

El encuentro comenzó a las diez de la mañana con una oración interreligiosa, a continuación se pasó a la primera mesa redonda bajo el lema: “La misericordia baja del cielo”, moderada por María Jesús Hernando, delegada Episcopal de Relaciones Interconfesionales de la Diócesis de Getafe.

La primera intervención corrió a cargo del sacerdote hindú ceutí Juan Carlos Ramchandani (Krishna Kripa) quien habló de la misericordia divina en el Hinduismo. Citando de los textos sagrados y contando sus propias experiencias vivenciales supo cautivar al público, explicando la diferencia entre Dana: caridad, Karuna: compasión y Kripa: la gracia o misericordia.

Ramchandani comentó que a pesar de los esfuerzos personales en la vida espiritual sin la gracia de Dios no se puede avanzar, terminando su intervención destacando la importancia de la misericordia no sólo con los humanos sino también con los animales, y lo fundamental de continuar el diálogo interreligioso siempre desde la sinceridad y el respeto.

Tras la intervención del ceutí, habló fray José Luis Navarro (presidente del Diálogo Interreligioso Monástico) sobre “La acción de Dios hacia las criaturas”. Le siguió la intervención del rabino Mario Stofenmacher sobre “Sabiduría divina que dirige la historia y el tiempo”. Después hubo un animado coloquio con la participación del público con preguntas sobre lo hablado por los tres ponentes.

Tras un breve descanso, a las doce dio comienzo la segunda mesa redonda titulada: “La misericordia da fruto en la tierra", moderada por Inmaculada González, presidenta de la Asociación Ecuménica Internacional. Los ponentes fueron: Karma Tenpa, monje budista que habló de “Egoísmo, altruismo y compasión”. Luego por la fe  Bahái, Nuria Vahdat expuso su ponencia “El reflejo de la misericordia divina en el orden social”. Finalizando el Imán Vicente Mota Mansur con su explicación de “El reflejo de la misericordia divina en la práctica religiosa”.  Dicha mesa concluyo también con un coloquio con participación del público.

A las dos de la tarde se sirvió un almuerzo vegetariano a los más de doscientos participantes. La opción vegetariana es la más respetuosa e integradora ya que respeta los preceptos alimenticios de los musulmanes: el halal, los judíos: el kosher y los hindúes: el prasadam.

La tarde tuvo un carácter más cultural, con la proyección de un vídeo con los mejores momentos de la peregrinación interreligiosa Camino de Santiago. Varias actuaciones musicales de la tradición Bahái, cristiana y sufí. A las siete de la tarde termino la jornada con la lectura de una Declaración final y una misa presidida por Manuel Barrios de la Conferencia Episcopal.

El objetivo de la convivencia se cumplió con creces, permitiendo el encuentro fraterno de fieles de diferentes creencias que compartieron palabras, comida y música.

Para Juan Carlos Ramchandani “ha sido una experiencia muy enriquecedora, para mí es un honor compartir en este foro las enseñanzas del hinduismo. Aquí se da un verdadero diálogo interreligioso donde se valoran la formación de los ponentes, su posible contribución a la convivencia y no se tienen en cuenta afiliaciones políticas o cuánto dinero tienes. Este es el camino a seguir para el entendimiento y respeto entre las diferentes confesiones religiosas, y tiene que estar libre de cualquier contaminación política.”

Comentarios