Televisión

La Guardia Civil interviene en Gran Hermano por un abuso sexual

carlota
photo_camera carlota

El 'edredoning' pudo dar paso a relaciones 'no consentidas' ya que la chica estaba bajo los efectos del alcohol 

Las malas lenguas dirán que todo es un montaje del programa para conseguir, por fin, elevar la audiencia del mismo, pero la intervención de la Guardia Civil parece indicar que es el primer caso de Gran Hermano en el que el 'edredoning' ha terminado saliendo mal.

Las especulaciones que inundaron las redes sociales con la expulsión disciplinaria de José María por parte de la organización de GH Revolution y el aislamiento de Carlota, sin que ni el Súper ni nadie del reallity indicara el por qué de esas decisiones, han dado paso a una denuncia de abuso sexual que podría acabar con un concursante en la cárcel. 

Ha sido la propia organización del espacio la que se ha puesto en contacto con la Guardia Civil para denunciar el caso, dirigiéndose miembros del equipo al puesto del Cuerpo en la localidad de Colmenar Viejo para poner a su disposición las imágenes que podrían indicar una relación sexual no consentida entre dos de los concursantes, José María López y Carlota Prado. 

La cadena, una vez llevada a cabo esa acción, sacó además un comunicado en el que precisa que a partir de ahora "permanecemos atentos a los resultados de la investigación y al esclarecimiento total de los hechos".

Pese a ello, la Guardia Civil ha llamado a la cautela debido a que en casos de este tipo lo normal es que sea la agredida y no terceros quienes se encarguen de llevar a cabo la denuncia. Incluso se precisa que de haber habido realmente acoso habría que detener el programa e invitar a la persona acosada a que pueda denunciar cualquier agresión.

FUENTE: Estrella Digital

Comentarios