Imprimir

El suceso de Gavà reabre el debate de las armas largas en las policías locales

Redacción/Estrella Digital | 07 de julio de 2017

Un policía local con un arma larga en sus manos/ Estrella Digital
Un policía local con un arma larga en sus manos/ Estrella Digital

Un sindicato de policías locales ha reivindicado la utilización de armas largas, después de que dos agentes de la localidad barcelonesa de Gavà fueran heridos por un asaltante que portaba una rifle AK-47. 

Estrella Digital/ Carlos Lospitao

El tiroteo ocurrido en Gavá y que ha dejado a dos policías locales heridos -uno de ellos de gravedad- ha reabierto sobre la utilización de las armas largas en los cuerpos de seguridad. El asaltante ha empleado un fusil AK-47 para disparar a los agentes, que poco o nada han podido hacer contra una ráfaga de tiros de un arma de asalto. Uno de los heridos, un sargento de 50 años, ha sufrido un disparo en la mandíbula y se encuentra grave, aunque no se teme por su vida, según fuentes policiales. Ante la magnitud de los hechos, Sapol (Sindicato de Policías Locales de Barcelona) ha decidido reivindicar el uso de armas largas por partes de los cuerpos de seguridad locales. 

Esta discusión no es nueva y ya ha aparecido en varias ocasiones desde la aparición de los atentados yihadistas en multitud de comunidades autónomas. Los sindicatos policiales son de la opinión de dotar con este tipo de armamento a los agentes locales ante la oleada de ataques islamistas que ha sufrido el Viejo Continente desde el fatídico 11M. Los detractores de esta postura piensan que es demasiado exagerado facilitar armas de largo alcance cuando España no ha vuelto a sufrir ningún atentado yihadista, desde entonces. Pero lo cierto es que, España se encuentra en estos momentos el nivel 4 plus por amenaza de atentado yihadista y que sucesos como el Gavà -sin ser un atentado- han puesto de manifiesto una reivindicación histórica de las policías locales. 

La última en defender esta idea ha sido Sapol. De hecho, esta central ya ha tomado cartas en el asunto y se ha documentado para presentar un informe en el Ayuntamiento de Barcelona, dirigido por Ada Colau, en el que explica el porqué de la dotación de este tipo de armas a las policías locales catalanas. De todos modos, esta no es la primera vez que un sindicato solicita este equipamiento. En Madrid, Carmena, alcaldesa de la ciudad, también ha recibido multitud de peticiones en este sentido, sobre todo después de los atentados de sala Bataclán. 

En la capital de España, fue CPPM (Colectivo de Policías Municipales) el encargado de trasladar la petición al consistorio madrileño. La psicosis que se vivía tras los atentados yihadistas ocurridos en París alcanzó a la Policía Municipal de Madrid. En una reunión del Comité de Seguridad y Salud, un órgano que está formado por la Administración y los sindicatos conforme a la representación obtenida en las elecciones sindicales, celebrada a finales de 2015 el CPPM (Colectivo Profesional de Policía Municipal) solicitó al Ayuntamiento equipar a sus agentes con armas de larga distancia. 

"Queremos armas largas para defendernos del yihadismo, no para combatirlo. No tiene sentido enfrentarnos con una pistola a un terrorista con un 'kalashnikov', que dispara 500 balas por minuto", afirmó entonces Julián Leal, secretario de difusión del CPPM. Desde el sindicato, entienden que sus agentes municipales están "desprotegidos" ante la amenaza terrorista y "expuestos" a un ataque en los controles rutinarios de identificación que realizan "cada día" junto a la Guardia Civil o la Policía Nacional. Para su petición, el sindicato no dudo en apoyarse en las palabras pronunciadas por el presidente de Francia, François Hollande tras los terribles atentados: "Se trata de que todos podamos actuar en el mismo espíritu y con la misma fuerza".

 

Operaciones jaula

Otro de los motivos por los que solicitan este tipo de armamento es por su implicación en las 'operaciones jaula'. Cuando se activa este protocolo los cuerpos de seguridad acotan y cierran un área específica y no dejan salir a nadie de ella. "La Policía Municipal participa junto a la Policía Nacional cuando se activa la 'operación jaula' y no puede ser que mi agente esté en inferioridad de condiciones que un 'nacional' en este tipo de casos", apuntó en su momento Julián Leal. 

Para el CPPM es de "vital importancia" que el Ayuntamiento apruebe una petición que ya "aceptaron" en su día ciudades como "Mallorca, Melilla o Manises". De todos modos, el sindicato recalca que el nuevo armamento sería "sólo para algunas unidades específicas" y que no pretenden "ir armados hasta los dientes, sólo es una cuestión de seguridad". Además, "comprenden" que un arma larga "requiere" una formación. "Repito, no queremos salvar al país del yihadismo. Sólo queremos estar preparados para defendernos de cualquier ataque terrorista y para ello también necesitamos una formación de armas largas", espetó Leal. A pesar de la insistencia del sindicato, el gobierno de Manuela Carmena siempre ha rechazado esta medida porque ve "innecesaria" la petición. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.ceutaactualidad.com/articulo/otras-noticias/suceso-gava-reabre-debate-armas-largas-policias-locales/20170707125435045625.html


© 2020 Ceuta Actualidad