Este viernes los desayunos del Almina se pedirán utilizando el lenguaje de signos

El Almina es un centro de enseñanza secundaria de referencia para alumnos sordos y, dándoles el protagonismo que merecen, ha incluido a estos chicos en el proyecto “Capaces” como monitores de lengua de signos para que los compañeros oyentes de Formación Profesional sean capaces de atender adecuadamente a cualquier persona que acuda a un establecimiento de restauración.

Alumnos del Almina utilizando el lenguaje de signos /CEDIDA
Alumnos del Almina utilizando el lenguaje de signos /CEDIDA

Este viernes los desayunos del IES Almina se pedirán utilizando la lengua de signos. El Almina es un centro de enseñanza secundaria de referencia para alumnos sordos y, dándoles el protagonismo que merecen, ha incluido a estos chicos en el proyecto “Capaces” como monitores de lengua de signos para que los compañeros oyentes de Formación Profesional sean capaces de atender adecuadamente a cualquier persona que acuda a un establecimiento de restauración.

Por este motivo, y a modo de prácticas dentro de un proyecto de aprendizaje, este viernes las personas que deseen pedir un café, un té, una tostada, etc. deberán hacerlo en lengua de signos. Además de repartirse trípticos con el alfabeto dactilológico, el alumnado ha grabado varios vídeos temáticos (saludos, expresiones, bebidas, comida y utensilios) que se pueden descargar tanto en el blog del proyecto: http://proyectocapaces.blogspot.com.es como en la página de Facebook Proyecto Capaces.  

El próximo sábado, día 3 de diciembre, se celebra el Día Internacional de las personas con discapacidad y el secretario Nacional de las Naciones Unidas, lanzó hace unos días el siguiente mensaje en referencia a este día: “Este año celebramos el Día Internacional de las Personas con Discapacidad tras haber aprobado la ambiciosa Agenda 2030 para el desarrollo sostenible. Este plan global de acción nos insta a “no dejar a nadie atrás”. En este sentido, el IES Almina quiere dar una formación integral al alumnado de Formación Profesional de Cocina y Restauración preparándolo para acceder al mercado laboral con capacidad para tratar y atender a todas las personas “sin dejar a nadie atrás”.

Desde el IES Almina se recuerda que la inclusión de las personas con otras capacidades debe formar parte de la sociedad, y que cada persona tiene unas características que la hacen única, por lo que nadie debe sentirse diferente por ningún motivo.