Melilla toma medidas para evitar un uso fraudulento de sus bonos turísticos durante el Paso del Estrecho

El Gobierno municipal no quiere que una iniciativa dirigida a atraer turistas de la Península beneficie a personas que solo estarán de paso por la ciudad

<p>Murallas de Melilla</p>

<p>&nbsp;</p>
photo_camera Recinto amurallado en Melilla  

El Gobierno de Melilla endurecerá los requisitos que actualmente se exigen para beneficiarse de la bonificación del 75% que sufraga la Ciudad sobre el precio de los billetes de barco y avión para atraer turistas de la Península. La medida se adopta para evitar que los transeúntes de la Operación Paso del Estrecho puedan beneficiarse de una medida concebida para visitantes que garanticen su estancia en la ciudad y no para aquellos que solo van de paso.

El Patronato de Turismo ha decidido reducir la estancia máxima en la ciudad de 30 a 15 días –en atención al hecho de que la mayoría de los marroquíes que viajan a su país en verano lo hacen por un mes completo- y obligar a los pasajeros de los barcos a alojarse en hoteles y no en casas familiares. El Gobierno municipal confía en que medidas como esta sirvan para evitar el fraude.