Ejército

Centenario de la primera jura de bandera del Tercio Duque de Alba

La bandera se presta, después de dos años, al juramento sin beso de 250 civiles

El acto que se ha desarrollado en las Murallas Reales ante una multitud de personas ha estado organizado por  las unidades del Tercio Duque de Alba y la IV Bandera Cristo de Lepanto.

Día nublado engañoso que terciaba un ambiente bochornoso. Algunas prevenidas sacaban abanicos. Trajes de domingo y unas cuantas mantillas. Una multitud de personas dentro del entorno de las Murallas Reales. Y otros muchos curiosos en sus exteriores. Telón de fondo y atrezo de la primera jura de bandera civil que se ha celebrado este sábado en Ceuta después de que en estos dos años de pandemia hayan estado suspendida.

Capitaneada por las unidades del Tercio Duque de Alba y la IV Bandera Cristo de Lepanto, y presidida por el segundo jefe de la comandancia, Fernando Rocha y Castilla, y la vicepresidenta primera del Gobierno local, Mabel Deu. Ha estado enmarcada en el centenario de la primera jura de bandera de legionarios en Ceuta.

Precisamente a esa efeméride se ha referido en su alocuación el coronel jefe del Tercio Duque de Alba 2° de la Legión, una vez finalizado el desfile. “El 31 de octubre de 1920, en el llano del Tarajal, en Ceuta, se celebró la primera Jura de Bandera de La Legión. Los legionarios de las 3 primeras Banderas formadas besaron la bandera. El Teniente Coronel Millan Astray les tomó el juramento de fidelidad y los legionarios, gorro en alto, juraron morir por La Legión. La Legión tardó 3 años en hacerse merecedora de su Bandera y 7 en que la Reina Victoria Eugenia nos hiciera entrega de la nuestra propia. Como nuestro fundador dijo y dejó también recogido en el credo legionario: “NUESTRA BANDERA, LA TENEMOS QUE GANAR CON HONOR, VALENTÍA, LEALTAD Y SI ES PRECISO, CON NUESTRA VIDA POR ESPAÑA”. “LA BANDERA DE COMBATE SE GANA CON SACRIFICIO Y SANGRE, SERÁ LA MAS GLORIOSA, SE TEÑIRA CON LA SANGRE DE SUS LEGIONARIOS". Hoy, más de cien años después, sobre la Bandera de La Legión se han realizado miles de juramentos. 10.000 muertos y 40.000 heridos en su servicio a España demuestran que los legionarios fueron fieles a España, a La Legión y a si mismos, de la manera que señala el filósofo Ortega y Gasset, al afirmar que no existe otro rasgo más certero para distinguir un hombre moral de un hombre frívolo, que el ser capaz o no de dar su vida por algo”.

De forma previa a esas palabras, desfilaban por el patio de armas del conjunto escultórico unos 250 civiles que se han rendido hacia ella aunque, eso sí, esta vez sin beso, pero con los mismo honores. Senadores y diputada, algunos consejeros como la de Economía y Hacienda, Medio Ambiente o Fomento y Turismo, personal de Protección Civil o algún que otro conocido juez o médico. Ceutíes en su inmensa mayoría que han dejado enternecedoras estampas como una pareja de ancianos que han desfilado cogidos de la mano para proceder conjunta y simultáneamente a mostrar su lealtad. Una media de edad elevada, aunque también se han dejado ver los jóvenes y los muy jóvenes.

El Tercio Duque de Alba ha puesto el tono y el toque castrense a este tan esperado y deseado acto que, al fin, llega para quedarse y repetirse próximamente.

Comentarios