Comunicados

Cómo viajar con niños un destino internacional sin arrepentirte

Cómo viajar con niños un destino internacional sin arrepentirte
photo_camera Cómo viajar con niños un destino internacional sin arrepentirte
Descubre cómo puedes explorar y conocer nuevas ciudades y culturas con los más pequeños de la casa sin morir en el intento

Viajar con niños en verano o en cualquier época del año puede suponer todo un reto, por lo que es necesario tener en cuenta una serie de trucos para hacer que todo sea más fácil.

Además del seguro médico de viaje internacional dentro de vuestro equipaje, no te olvides de meter un poco más de paciencia de lo habitual en tu maleta. El tiempo puede llegar a ser eterno si no sabes gestionarlo adecuadamente.

¿Por qué dejar de hacer algo que te fascina? Viaja con tu hijo y vive experiencias únicas teniendo en cuenta los siguientes consejos. Coged todo lo que necesitéis y sacad a relucir vuestro espíritu viajero. Sin arrepentimientos. 

1. Llevad lo imprescindible

Uno de los mejores consejos a tener en cuenta es dejar todo aquello que no necesitéis en casa. Puede parecer una tontería, pero está demostrado que todos los viajeros siempre llevan artículos de más en sus equipajes.

Con los niños ocurre lo mismo. Juguetes, ropa para el verano, algo de ropa de abrigo (que nunca se sabe si refrescará o no), entre otras cosas. 

Intentad viajar con lo justo porque en las vacaciones también se realizan compras que acaban volviendo con vosotros a casa. El espacio es importante, sobre todo para vuestro seguro de viaje. Imprescindible.

2. Planificación

Una buena organización del viaje te permitirá atender mejor las necesidades de los más pequeños durante el trayecto.

Los billetes comprados, los pasaportes y toda la documentación a mano, todo ordenado y con los pasos claros. De esta forma, podrás adelantarte a cualquier imprevisto que surja.

3. Organizarlo juntos es viable

Si tienes alguna idea del pŕoximo destino al que puede viajar la familia, coméntalo. Consensuar los viajes entre los miembros de la familia permitirá una mejor experiencia. 

Organizad los días libres, las vacaciones y el presupuesto. Además, es importante valorar los diferentes destinos, sobre todo si se viaja con bebés o niños muy pequeños. 

Tenerlo todo lo más cerrado posible con la máxima antelación es una buena opción, para evitar contratiempos de última hora.

4. El mejor precio

Una vez se haya decidido el destino, es el momento de las reservas de los billetes de avión, el alojamiento o incluso de algún paquete vacacional a buen precio de alguna agencia de viajes. 

La idea es intentar que el viaje salga siempre lo más barato posible, dentro de unas condiciones. De esta forma, podrás aprovechar mejor la experiencia durante el trayecto y tenéis más margen a la hora de comprar en el destino. 

5. La duración del viaje

El periodo vacacional ideal, tanto para los bebés como para los niños son dos semanas. Estar más de 15 días en un país extranjero y con niños puede llegar a convertirse en algo realmente pesado. 

También es conveniente mirar cuántos días se estará en cada sitio, en caso de estar en varios durante cierto tiempo. Además es necesario que las distancias no sean muy largas entre ellas, dado que pueden resultar bastante pesadas.

6. Comida para todos

Los potitos son fundamentales en cualquier viaje con niños muy pequeños. Pueden comerlos en cualquier lugar. Si son más mayores y están a acostumbrados a comer casi de todo, los restaurantes italianos, las hamburgueserías o arrocerías están a la orden del día. 

Si en el viaje dispones de comida, mucho mejor, aunque siempre gusta probar la gastronomía local del destino vacacional. 

Ahora que ya sabes un poco más para poder viajar con tus hijos, es el momento e ponerlo en práctica. 

Hay muchos países en Europa y en resto del mundo a los que podréis viajar cómodamente con los más pequeños de la casa. Ten en cuenta estos consejos y todo irá bien.