Comunicados

ERP Industrial: qué es y por qué te conviene para tu negocio

ERP
photo_cameraERP

Te explicamos y repasamos todas las bondades de un sistema de gestión que está revolucionando la industria a todos los niveles.

La implementación de software para mejorar el funcionamiento de un negocio es algo que lleva ya años realizándose. Desde el uso de plataformas de correo electrónico hasta procesadores de textos, hojas de cálculo, bases de datos y un sinfín de otras herramientas que han conseguido agilizar infinidad de procedimientos dentro del ámbito profesional. La tecnología evoluciona y, con ella, todas las posibilidades que permiten facilitar las diferentes tareas tanto dentro como fuera del mundo laboral.

Sin embargo, hay un tipo de solución que está colándose desde hace un buen tiempo dentro de la industria para ponerla patas arriba. El ERP se está convirtiendo en una herramienta vital para cualquier negocio que implique el trabajo de una planta de producción gracias a una amplísimo conjunto de herramientas que facilitan la comunicación, la organización y la gestión de todos sus procesos internos.

Por funcionamiento y sectores, este software cuenta con una serie de variantes principales. Nosotros vamos a centrarnos en la enfocada en la industria, el ERP industrial. A este se le define como el sistema que se encarga de la gestión de una planta productiva, encargado de llevar a cabo todo tipo de tareas: diseño del producto, planificación de compras, logística, comunicación entre departamentos, fabricación, gestión de procesos y un largo etcétera que abarca todos los procesos de la producción.

A priori, sería fácil aseverar que es una solución repleta de beneficios y ventajas para cualquier negocio que requiera de una parte industrial. Pero, en vez de dejarlo en el aire, vamos a centrarnos a diseccionar las ventajas reales que supone la implantación de un ERP industrial en una compañía. Qué es lo que ofrece para facilitar el desarrollo y apuntar a una mejora productiva que genere más beneficios y maximice el rendimiento.

Las ventajas del ERP Industrial

Reflejo de los procesos productivos

Por su propia naturaleza, el ERP Industrial te permite ver y revisar todos y cada uno de los procesos productivos. Se encarga de representar todos los que se reúnen en la planta de forma totalmente fiel, por lo que facilita la revisión e incluso la posibilidad de ajustar márgenes de mejora en caso de ser necesario.

Gran cantidad de información

Como responsables responsables de reflejar todos los procesos de la producción, los ERP industriales consiguen dotar a los interesados de una brutal cantidad de información sobre lo que sucede en la planta. Cualquier detalle, sobre todo los que cobran una gran importancia, aparece reflejado para poder analizar y actuar en consecuencia.

Mejora en la producción

A consecuencia de los dos puntos anteriores, los encargados de la organización pueden mejorarla al extremo gracias a los datos extraídos. No solo eso, sino que también tienen la oportunidad de aprovechar toda la información recopilada para aumentar la eficiencia de la planta de producción y conseguir una mejora en la interacción con toda la maquinaria e incluso los diferentes centros dentro de la empresa. Se consigue una sinergia que trae sobre la mesa unos resultados mucho mayores.

Previsión de futuro

En base a las modificaciones e información conseguida, la empresa puede realizar también simulaciones y predicciones de cara a posibles escenarios futuros. Gracias a esto, modificando diferentes variables del proceso productivo se puede contemplar qué ocurriría en consecuencia y si se conseguiría un escenario favorable o desfavorable para el escenario. Se deja la experimentación para la simulación, anulando el riesgo y maximizando las posibilidades para explorar.

Interconexión entre departamentos

La total integración del ERP Industrial permite que la planta de producción esté totalmente conectada con el resto de departamentos de un negocio. El flujo de información se hace directo y facilita una retroalimentación perfecta para mejorar la coordinación de todas las entrañas de la compañía. De esta forma, se vuelve a confluir para conseguir una importante mejora en eficiencia y, por consiguiente, rentabilidad.

Los ERP más modernos cuentan, además, con un soporte total para la Industria 4.0. Clasificada como la nueva revolución industrial, es la que se apoya en el uso de la tecnología, la información y las redes para conformar todos y cada uno de sus procesos y permitir una mejor gestión y realización. Ni que decir tiene que la conexión entre este tipo de industria y el ERP es fundamental.

Ahora que conoces sus ventajas, ya sabes por qué cada vez más negocios industriales recurren al uso de esta solución. Lo que ofrece conforma un conjunto de herramientas que no hace más que beneficiar a la empresa y pone sobre la mesa un futuro aún más prometedor para el empresario, que debe aprender a convivir con este tipo de cambios.

Como se suele decir: “renovarse o morir”. El ERP no solo renueva, revoluciona.

Comentarios