Crisis del coronavirus

Los empresarios proponen cambiar restricciones por test de antígenos a toda la población

Un momento de la reunión celebrada hoy entre los empresarios y el Gobierno local (CEDIDA)
photo_camera Reunión de representantes de la Cámara y la CECE con el presidente Juan Vivas (C.A./ARCHIVO)

Las organizaciones empresariales reclaman el levantamiento de las restricciones a la actividad comercial y de restauración y el mantenimiento del horario de toque de queda entre las 23.00 y las 6.00 horas.

Los empresarios se rebelan contra la decisión del Gobierno de la Ciudad de endurecer las restricciones impuestas para combatir el avance de la pandemia. La Cámara de Comercio, la Confederación de Empresarios de Ceuta (CECE) y el Centro Comercial Abierto (CCA) han remitido una carta al presidente de la Ciudad, Juan Vivas, en la que proponen practicar a toda la población test de antígenos en un plazo de 48 horas para evaluar la incidencia de la enfermedad en el municipio.

Los representantes empresariales argumentan que la eficacia de las medidas adoptadas no está demostrada pero que las restricciones sí tienen un efecto deletéreo sobre el sector de la hostelería y la restauración. “Tomar decisiones tan drásticas, aún a sabiendas del letal efecto que tendrán en el tejido productivo y, consecuentemente, en los puestos de trabajo, no tiene ningún sentido”, se quejan los empresarios en su misiva.

Las organizaciones empresariales piden directamente el levantamiento de las restricciones a la actividad de comercios y restauración (“son los únicos lugares donde se puede hacer un seguimiento del cumplimiento de las normas”) y el mantenimiento del horario de toque de queda entre las 23.00 y las 6.00 horas frente al anuncio del Gobierno local de ampliarlo de 22.00 a 7.00 horas.

Los empresarios consideran que el cribado a toda la población permitiría precisar las zonas que por tener una mayor incidencia de contagios podrían ser confinadas. Según sus estimaciones, la práctica de estos test generalizados supondría para la Ciudad un desembolso de apenas 400.000 euros.

El argumento sostenido por los empresarios es el de que la falta de medios a disposición de la sanidad pública está obligando a adoptar medidas de las que los principales perjudicados son comerciantes, hosteleros y profesionales. “Es inadmisible e injusto que empresas del sector comercial, de la hostelería, y de los servicios profesionales hayan adaptado y puesto en marcha todo tipo de medidas en EPIs, geles y mascarillas para evitar la paralización de la activida, y desde ambas administraciones no se haya hecho todo lo posible en adquisición de material, petición de personal o ampliación de la UCI para pararlo”, se quejan los representantes de la Cámara, la CECE y el CCA.

Junto al cribado, los empresarios proponen otras medidas, la primera de las cuales plantea la necesidad de reforzar la estructura sanitaria y de trasladar “constantemente” a los medios de comunicación nacionales las carencias que arrastra la ciudad en este ámbito.

Además, exigen mayor represión de los comportamientos incívicos con una mayor presencia policial durante los horarios de vigencia del toque de queda, la práctica de pruebas PCR a todo aquel que entre en Ceuta y la creación de una zona de aislamiento para positivos y contactos de positivos. Finalmente, demandan a Vivas la ampliación del programa “Ceuta resiste” de ayuda a autónomos y pequeñas empresas hasta mayo de 2021, la agilización de futuros expedientes de regulación temporal de empleo y la adopción de medidas fiscales para amortiguar los efectos sobre las empresas que tendrán las medidas adoptadas contra el avance de la pandemia.

Comentarios