Crisis del coronavirus

En Melilla ya han celebrado el primer pleno presencial, habilitando el Salón Dorado

Vivas se olvida de convocar las sesiones ordinarias del pleno porque son la foto de su alianza con Vox

Reunión de responsables públicos de PP y Vox (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraReunión de responsables públicos de PP y Vox (C.A./ARCHIVO)
Parte de la militancia popular mira para otro lado en los plenos, pero sufre con las concesiones del presidente al partido del pensamiento único

El presidente de la Ciudad no parece ansioso por volver a convocar las sesiones ordinarias del pleno de la Asamblea. ¿Será porque la pandemia ha solapado la Entente cordiale que está vigente en Ceuta con el partido de Abascal?

Tirar constantemente para sí del extremo de la cuerda cuando tiene enfrente al partido del pensamiento único, puede resultar demasiado fatigoso para el presidente. Ver cómo lo hace ya está siendo duro para una parte de la militancia popular.

Volver a observarle en los plenos apoyando al partido del pensamiento único y cediendo metros sólo para sacar adelante una votación, ya exaspera a algunos de los que fueron sus "confesores". Por eso es normal que no tenga apetencia alguna por volver al salón de plenos y sentarse a la izquierda del Padre.

A Vivas le molesta lo incómodo que para él han sido y seguirán siendo los plenos, vivir políticamente de una mayoría tan quebradiza y, cada vez más, que todos no le den la razón como tanto le gusta. Y este es el precio que tiene que pagar por sumarse al pensamiento único de Vox, en contra de sus propios pensamientos y palabras que se conservan en la hemeroteca (ver vídeo). 

Muy triste tiene que ser para un alcalde/presidente de grandes mayorías absolutas, terminar su carrera política de este modo. El asunto le tiene amargado. Le pedirán el oro y veremos cómo vuelve a responder quien en otros tiempos fue un progresista moderado porque lo que es ahora ni se sabe.

De la actividad parlamentaria que no se retoma ni en fase 2, seguiremos hablando.

Y que no intente justificarse escudándose en la situación de grave epidemia que atravesamos porque en Melilla también la sufren y han pasado cinco días desde que la Asamblea celebró su primer pleno presencial en uno de sus salones, el Salón Dorado, que se preparó atendiendo a las medidas de seguridad sanitarias que aconseja el Ministerio.

 

 

 

 

Comentarios