Deportes

ATLETISMO

"Lo que parecía un rumor fue tomando forma", por Javier Chellaram

Lo que parecía un rumor fue tomando forma. La noticia corrió como la pólvora por todos los diarios deportivos y emisoras de radio, que en el descanso de los partidos de la Liga de Campeones iban dando la noticia.

Lo que parecía un rumor fue tomando forma. La noticia corrió como la pólvora por todos los diarios deportivos y emisoras de radio, que en el descanso de los partidos de la Liga de Campeones iban dando la noticia.
Ya empezaron ciertos rumores sobre sus ausencias en el pasado Mundial de cross alegando un resfriado por haberse metido en una bañera de hielo para superar las molestias musculares.
Y como decían los contertulios en los programas radiofónicos, ya la propia Federación así como su propio club el Guadalajara empezaron a sospechar de tantos viajes a Marruecos. Ya apenas entrenaba en España.
La Agencia Española de Protección de la Salud le realizó un control por sorpresa donde ha dado positivo por EPO, la eritropoyetina.
El Guadalajara ya apenas podía controlarlo y pidió hasta la cancelación de su licencia. El joven que deslumbró en Ceuta con sus registros se expone ahora a  una sanción de hasta cuatro años.
En los diarios, redes sociales y blogs deportivos siempre se ha dado espacio a los logros conseguidos por el atleta hispano-marroquí.
En los diarios con portada nacional han empezado a poner en duda ya sus registros y logros con España debido a la filtración de que, en realidad, es cuatro años mayor de la edad que alegó cuando buscó asilo en el centro de menores de Ceuta.
De ahí que todos sus rivales cuestionasen su progresión en las categorías inferiores en cross, diez mil metros o sus mejoras en la maratón. 

Comentarios