Frontera

La frontera ha sufrido cierres intermitentes ante una nueva aglomeración de personas en el lado marroquí

frontera
photo_camera La frontera ha sufrido cierres intermitentes ante una nueva aglomeración de personas en el lado marroquí/ C.A.

Un día más la frontera ha vuelto a sufrir colapsos debido a la aglomeración de personas

Un día más la frontera ha vuelto a sufrir colapsos debido a la aglomeración de personas que se encuentran en el lado marroquí esperando para acceder a Ceuta. La situación ha sido desbordante por lo que las personas y los vehículos han ido entrando con dificultad. En muchas ocasiones, a ambos lados, se han producido cierres intermitentes al objeto de conseguir un cierto orden.

Esta situación se está convirtiendo en algo habitual. Este miércoles, sin ir más lejos, la frontera permaneció cerrada un par de horas, perjudicando a todas aquellas personas que cada día entran a Ceuta para estudiar o trabajar. Para evitar que estos retrasos se volvieran a producir, muchas trabajadoras domésticas se han visto obligadas a pasar la noche en Ceuta para no perder su puesto de trabajo. 

Una vez finalizado el horario del comercio transfronterizo en la frontera reina la tranquilidad. Ahora tres días por delante de fluidez al no estar operativo el Tarajal II, que abre sus puertas de lunes a jueves. 

Comentarios