Frontera

refuerzo de la seguridad

Rabat coloca una valla con concertinas ahora que Madrid retirará las suyas

Valla que está construyendo Marruecos (C.A.)
photo_cameraValla que está construyendo Marruecos (C.A.)

Marruecos refuerza la seguridad en su lado de la frontera para evitar el acceso de migrantes a Ceuta. ¿Será este el final de las entradas masivas?. 

El país vecino está instalando una valla con concertinas a lo largo de todo el perímetro fronterizo. De momento, los trabajos han comenzado en la zona de Finca Berrocal. La valla, de menores dimensiones que la española, quedará ubicada a escasos metros de la actual.

Con esta medida, el migrante que quiera acceder a Ceuta tendrá que franquear primero la valla de Marruecos y luego un segundo obstáculo. 

De esta manera, será muy difícil que el migrante pise territorio español sin ser interceptado a mitad de camino.

El Gobierno de Pedro Sánchez anunció el año pasado la intención de quitar las concertinas. Un hecho que preocupó bastante a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que trabajan en la frontera. Ahora, las concertinas estarán colocadas en el lado marroquí sin que el Estado pueda intervenir.

¿Será el fin de las entradas masivas?

En 2018, la última entrada masiva de 602 migrantes se produjo en julio. Desde entonces Marruecos ha frenado algún que otro intento.

Al ver que este acceso era complicado, las mafias empezaron a recomendar a los migrantes la entrada por vía marítima. Prueba de ello es que este año las entradas por mar se han duplicado con respecto a 2017, mientras que los accesos terrestres han disminuido. Las cifras así lo reflejan: Este año, 457 migrantes han alcanzado Ceuta en 45 embarcaciones, frente a los 239 que lo hicieron en 2017.

Por tierra el número ha disminuido. En 2018, 1.923 migrantes han llegado a la ciudad, hace un año el balance era de 2.018.

Por su parte, el Consejo de Ministros aprobó el viernes un plan de refuerzo y modernización de los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla a cuya financiación destinará 32.179.236 euros. La iniciativa incluye la mejora de los sistemas de circuito cerrado de televisión instalados a lo largo de las dos vallas y la eliminación de las cuchillas que las coronan.

El Gobierno de Pedro Sánchez cumple así con su compromiso de retirar las concertinas de las vallas fronterizas, una tarea que se ejecutará en dos fases. En la primera de ellas se procederá a reforzar la seguridad en determinados tramos al tiempo que se sustituirán las cuchillas por lo que el Ministerio del Interior califica como “medios menos cruentos”. El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha explicado que las concertinas serán eliminadas primero de aquellas zonas del perímetro que se consideran más vulnerables en términos de seguridad. “Una vez que se han determinado esas zonas, será en ellas donde se retirarán las concertinas y se colocarán nuevas vallas, nuevos medios, siempre más seguros pero, al tiempo, menos cruentos”. 

Posteriormente, se acometerá el resto de los cambios programados.

Comentarios