Frontera

La Puerta Norte se abrió pasadas las 13.00 horas

Para el presidente de Tarajal 2 ha quedado claro que el problema “es el tránsito del bulto”

Dispositivo de seguridad instalado en Tarajal 2 (C.A.)
photo_cameraDispositivo de seguridad instalado en Tarajal 2 (C.A.)

Ha quedado demostrado que el problema es el tránsito del bulto, así lo ha asegurado el presidente del polígono Tarajal 2, Bilal Dadi, después de que no se haya registrado ningún tipo de actividad comercial en la mañana de este miércoles tras la entrada en funcionamiento del dispositivo de seguridad privada en esta instalación.

Los controles establecidos por la comunidad de propietarios de la Fase 2 del polígono de El Tarajal y la pretensión de cobrar tasas por el tránsito de mercancías han puesto en evidencia que los empresarios del porteo no están dispuestos a abonar ningún tipo de cantidad por el paso de mercancías.

Tanto es así, que a primeras horas de la mañana, el presidente del polígono Tarajal 2 ha tenido un fuerte enfrentamiento con empresarios de instalaciones comerciales instaladas en otros polígonos. Los citados han recriminado la actitud a Dadi, que ha dejado claro que los empresarios de su polígono lo único que han hecho ha sido atender la exigencia de la Delegación del Gobierno, que es la de contar con seguridad privada en sus instalaciones. El presidente también ha explicado que estos servicios tienen unos costes y que por ello se establece la tasa de paso por sus instalaciones.

 Las primeras horas de la reapertura del paso fronterizo Tarajal II han resultado confusas para las casi cuatrocientas porteadoras que hoy han podido acceder a los recintos de los polígonos comerciales. La decisión de uno de ellos, el de la Fase 2 de El Tarajal, de imponer tasas al paso de los bultos que acarrean las mujeres ha paralizado el sistema hasta el punto de que el trasiego característico del porteo había quedado prácticamente suspendido.

El paso de mercancías Tarajal II ha permanecido abierto hasta las 13,00 horas sin que se produjese actividad alguna de porteo. Las mujeres que se dedican a esta actividad han permanecido toda la mañana aguardando en la zona para conocer si se alcanzaba algún tipo de solución, aunque las diferencias entre estas y los controladores sobre la mercancía que podía transportarse y la resistencia de las primeras a satisfacer el pago que se les exigía se ha traducido, en la práctica, en la paralización de toda actividad.

A las 13, 00 horas, el paso de mercancías Tarajal II quedaba cerrado y hasta ese momento solo una porteadora había pasado con mercancía. Este hecho provocó que el resto que esperaban en las aceras del polígono se violentasen, aunque la cosa no fue a mayores y la cuestión quedó resuelta por parte de los trabajadores de la empresa Sevihipro, que es la que ha sido contratada para la seguridad privada.

Aunque a esa misma hora estaba prevista la apertura de la Puerta Norte, este hecho se producido con más de media hora de retraso debido a los problemas existentes durante la mañana.

 Las tasas implantadas por los empresarios, de cuya aplicación se ha desmarcado la Delegación del Gobierno, llegan hasta los 30 euros para la mercancía textil y el calzado, productos cuya salida del recinto sólo se permitirá los jueves. El resto de artículos podrán acarrearse de lunes a miércoles previo pago de tarifas que oscilan entre uno y tres euros. La intención de los empresarios es la de gravar lo máximo posible aquella mercancía en la que identifican los mayores fraudes fiscales.

Por otro lado, Ceuta Actualidad ha podido conocer que las comunidades de propietarios de los polígonos que no cuentan en estos momentos con servicios de seguridad privada van a recibir cartas en las que se les comunican la incoación de los correspondientes expedientes sancionadores anunciados el martes por la Delegación del Gobierno. Las sanciones serían de 100.000 euros por comunidad, en este caso, Tarajal 1, Alborán y Chimenea, por el incumplimiento de su orden de 11/04/2017, relativa a la elaboración de un plan de seguridad y a la designación de un coordinador de seguridad, y o la clausura de seis meses y un día de los establecimientos que conforman dichos polígonos.

Comentarios