Inmigración

Los nueve migrantes condenados deberán afrontar el pago de indemnizaciones por valor de 26.167 euros

Año y medio de cárcel para los líderes del salto a la valla del 26-J

Los migrantes han sido condenados por un delito de daños agravados, que comporta una pena de un año de prisión, y desórdenes públicos, que añade otros seis meses a la anterior.

Año y medio de prisión es la pena que la Audiencia Provincial ha impuesto a los nueve migrantes acusados de liderar el salto que el 26 de julio del pasado año protagonizaron 602 jóvenes subsaharianos. La condena es el resultado del acuerdo por conformidad alcanzado durante la vista celebrada hoy.

Los migrantes han sido condenados por un delito de daños agravados, que comporta una pena de un año de prisión, y desórdenes públicos, que añade otros seis meses a la anterior. Los nueve jóvenes que hoy se sentaban en el banquillo deberán, además, abonar una multa de tres euros diarios durante un mes por la comisión de 18 delitos de lesiones leves cuya concurrencia el tribunal ha considerado probada.

Además, los condenados deberán afrontar el pago de indemnizaciones por un valor que alcanzan los 26.167 euros para cubrir los daños ocasionados a los guardias civiles al material y por los desperfectos causados en la valla.

El Tribunal ha rechazado la petición de la defensa de dejar en suspenso la ejecución de las penas de prisión. La misma ha anunciado en sala que presentará un recurso de suplicación ante la Audiencia Provincial, por lo que los condenados no entrarán en prisión hasta que no se resuelva el mencionado recurso.. 

La Delegación del Gobierno calificó el salto del 26 de julio como el más violento registrado nunca en la frontera ceutí. Las autoridades españolas hablaron del empleo de cizallas, palos, piedras, espráis utilizados a modo de lanzallamas, bolas de excrementos y cal viva que, presuntamente, los migrantes habrían utilizado contra los agentes de la Guardia Civil.

Comentarios