La Ciudad

Atascos, embudos y luchas por un taxi: la otra Feria que plantea la huelga de autobuses

COGER BUS
photo_camera COGER BUS

Aunque los trabajadores han relegado “al último minuto” la decisión de ofrecer servicios mínimos, en caso de que claudiquen, nada más que operarían seis autobuses, uno por línea durante toda la noche.

En cuestión de horas la portada del Real brillará durante los próximos siete días. Los deseos y anhelos de los ceutíes durante los últimos dos años se verán cumplidos. Sin embargo, estas fiestas patronales, probablemente de las más esperadas, anuncian una cara b, a la que también le restan horas. Las amenazas de huelga por parte de la plantilla de la empresa de autobuses se convirtieron en un hecho, sin al parecer solución existente, cuando el jueves la empresa se levantó de la mesa de negociación.

Un par de días antes el Gobierno de la Ciudad, tal y como marca la legislación, había publicado el decreto de servicios mínimos de obligado cumplimiento, como remarcaba este viernes el portavoz del Ejecutivo. No obstante, los trabajadores desde los inicios se han opuesto a cumplir con ello. El por qué lo aclaraban el jueves: su convenio colectivo les prohíbe trabajar fuera de su horario laboral y, si lo hiciesen, sería de forma voluntaria. El sucumbir al ‘altruismo’ y que los ceutíes puedan disponer de un servicio público de transporte durante las noches de feria- ya que durante el día los servicios mínimos si funcionarán, puesto que le horario del personal está establecido hasta las 23.00 horas-, se decidirá “en el último minuto”, como adelantaba el Comité de Empresa. Esa decisión ‘in extremis’ podría adoptarse a las 22.00 horas o incluso casi a las 23.00.

El problema no solo radica en disponer de un servicio de autobuses durante uno de los periodos que más ceutíes de la periferia deciden trasladarse al centro de la ciudad a la vez y que, por causas varias, optan por no hacerlo en transporte privado. Sino que, ante la hipotética situación de que el personal de Hadú-Almadraba ceda a esos servicios mínimos tan solo operarán seis autobuses para las siete líneas. “Va a ser un caos”, comentan a Ceuta Actualidad fuentes presentes en la negociación, a la vez que desprenden los temores presentes en el Ejecutivo a que se generen altercados durante los días más críticos

“El Día del Niño, el de la ofrenda o la procesión de la Patrona ¿cuántas personas se concentran?”, lanzan de forma retórica las mismas fuentes en referencia a los atascos, embudos y el consiguiente estado ánimo que genera entre los que lo padecen. Intentos por ser el afortunado que consiga encontrar hueco en un atestado autobús que, una vez alcanzado su capacidad máxima, no admitirá a más viajeros. Y entre los desesperados por regresar a casa, o intentar poner un pie en el recinto ferial, también se verán obligados a pujar por un taxi envuelto en la lucha por ser el primero.

Las tensiones producen alteraciones del orden público que no se descartan, y con esas previsiones ya se ha dado aviso a la Policía Local, que contará solo en el recinto ferial con medio centenar de agentes. La Feria 2022 sacia esos años de pandemia, pero abre un escenario que puede manchar el ambiente festivo tan esperado.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad