La Ciudad

Los bomberos se rebelan contra el relevo de su jefe: "Estamos cansados de medallas y golpes en la espalda"

bomberos vivas
photo_camera Vivas, durante una visita al Parque de Bomberos (C.A./ARCHIVO)

En un comunicado difundido a través de las redes sociales, la plantilla del SEIS critica los propósito del Gobierno local: "el Gobierno ha decidido relegarlo de sus funciones con el único objetivo de colocar a alguien que responda a intereses políticos y económicos". 

La plantilla del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) ha hecho público a través de las redes sociales su apoyo al jefe del cuerpo, Miguel Ángel Ríos, ante la pretensión del Gobierno de la Ciudad de relevarle del cargo a través de lo que considera  “el espurio sistema de la libre designación”.

Los bomberos consideran que la intención de reemplazar a Ríos se explica por la actividad que el jefe de Bomberos ha desplegado para reivindicar un refuerzo de los recursos humanos del servicio.

Los trabajadores del SEIS subrayan que Ríos se ha destacado por defender la necesidad de establecer un número mínimo de bomberos en servicio y de reivindicar los derechos de los funcionarios. “Por esta defensa de la figura del bombero, el Gobierno ha decidido relegarlo de sus funciones con el único objetivo de colocar a alguien que responda a los intereses políticos y económicos, dando la espalda tanto a bomberos como a la ciudadanía”, argumenta la plantilla.

Los bomberos se quejan de que la figura de la libre designación, a la que pretende recurrir el Gobierno para relevar a Ríos, es “de una nula calidad democrática”, no considera la trayectoria profesional, “trivializa” la responsabilidad del jefe del Cuerpo y deja en manos de criterios políticos la designación.

Los trabajadores recuerdan que Ríos acumula décadas de experiencia en el SEIS. “Nosotros, los bomberos, lo respaldamos como jefe y como compañero, exigiendo el respeto a su figura y a la del bombero”, insiste la plantilla.

Finalmente, los bomberos hacen una llamamiento a todos los grupos representados en la Asamblea, los sindicatos y los ciudadanos para que defienden el respeto debido a la profesión: “Estamos cansados de medallas y golpes en la espalda mientras, por detrás, se cuestiona nuestra profesionalidad apartando a un jefe de servicio que consideramos tan nuestro como válido”.

Comentarios