La Ciudad

Ceuta se muestra solidaria con la familia de Gema, la joven atropellada en Hadú

photo_camera En la imagen, el vehículo que despertó las alertas /A.S.

Los padres de Gema, que velan por ella en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz, pasan por necesidades económicas y los ciudadanos se vuelcan con ellos

Una falsa alarma en el aparcamiento de la Gran Vía ha movilizado esta tarde a los agentes y técnicos en desactivación de explosivos (Tedax) de la Policía Nacional. El dispositivo se ha activado ante la presencia de un vehículo que despertó la atención del vigilante del párking, quien decidió alertar a la policía.

Los agentes se desplegaron a lo largo de la Gran Vía y en el entorno a la Plaza de África y la calle Jáudenes y establecieron un cordón policial que se mantuvo durante una media hora.

La plaza número 59 del aparcamiento se convirtió durante unos minutos en el centro de atención para los "tédax" y los perros adiestrados en la detección de explosivos. Tras confirmar que se trataba de una falsa alarma, se levantó el dispositivo y se permitió el acceso al aparcamiento de los propietarios de los vehículos, que aguardaban en el exterior a que concluyese el trabajo de los agentes.

El vigilante del aparcamiento ha explicado que decidió solicitar la intervención policial cuando observó un vehículo marroquí estacionado en cuyo interior parpadeaba una pequeña luz. “Me llamó la atención que la puerta lateral derecha trasera estuviese abierta mientras el resto permanecían cerradas con los seguros bajados”, ha narrado el empleado del párking.

Una vez que la policía se retiró del lugar, el propietario, un marroquí que viajaba junto a un niño, retiró su vehículo.

Comentarios