La Ciudad

el colegio REMITE UNA CARTA al presidente de la ciudad

Los arquitectos reprochan a Vivas haber "dado la puntilla" a la construcción con Tragsa

vivas néstor garcía
photo_camera El presidente Vivas junto al consejero de Fomento, Néstor García, en un acto público (C.A.)

En una carta remitida al presidente de la Ciudad, el Colegio de Arquitectos lamenta el daño que el Gobierno local está infligiendo al sector de la construcción y a sus profesionales con la adjudicación a la sociedad estatal Tragsa de proyectos de obra pública a los que no puede optar la iniciativa privada. 

La encomienda de proyectos de obra pública a la sociedad estatal Tragsa está “dando la puntilla” a los constructores y arquitectos ceutíes. Esta es la denuncia que el Colegio de Arquitectos de Ceuta formula en la carta que ha remitido al presidente de la Ciudad, Juan Vivas.

La misiva, que se abre con un “señor presidente de todos los ceutíes”, reprocha a Vivas su decisión de adjudicar a Tragsa las principales obras públicas de la Ciudad sin dar oportunidad a los profesionales del sector de la construcción a optar a ellas en procedimientos de licitación pública.

Los arquitectos aluden a la “eterna revisión del PGOU” –que data de 1992 y cuya reforma continúa sin concluir- como la causa del “impasse” que vive la construcción en la ciudad. Utilizando la referencia que la pasada semana hizo el presidente al renacer de la obra pública al amparo de una nueva época de “bonanza económica”, el Colegio lamenta que los profesionales del sector no puedan beneficiarse de la nueva situación dado que las encomiendas a Tragsa impiden la concurrencia pública de empresas y profesionales.

El Colegio, además, pone en duda la capacidad de la sociedad estatal para asumir las obras que el Gobierno local le bien adjudicando. “Las encomiendas no se ajustan a las funciones que asigna el apartado 4 de la disposición adicional 25ª del texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público a las sociedades del Grupo Tragsa, tuteladas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, de las que quedan fuera todas aquellas actuaciones que no sean la prestación de servicios esenciales en materia de desarrollo rural, conservación del medioambiente o atención a emergencias”, denuncia el Colegio. Tragsa se encargará, entre otros proyectos, de la ejecución de obras de urbanización como la de la reforma de la Gran Vía.

En su carta, los arquitectos recuerdan el coste que hubo de soportar el sector de la construcción durante los años de las “vacas flacas”. “Ahora que vuelven las 'gordas' al amparo de los Presupuestos de la Ciudad, con un Plan de Inversiones creciente hasta el final de la legislatura, vemos con asombro cómo, desde la Administración que preside, se prefiere encomendarle el trabajo al Grupo Tragsa en lugar de licitar las obras y proyectos para que podamos optar en libre concurrencia los constructores y los técnicos locales”, lamenta el Colegio en su carta.

Comentarios