La Ciudad

Garantizar una atención especial a Ceuta marca la Constitución: españolidad, convivencia y solidaridad

Delegación del Gobierno y Ciudad han celebrado el acto institucional con motivo del 44º aniversario de la Carta Magna, en el que han tenido un especial protagonismo el colectivo con discapacidad y las personas mayores.

Cuarenta y cuatro años han transcurrido desde que el Congreso aprobó nuestra actual Carta Magna. Más de cuatro décadas de democracia a celebrar este martes 6 de diciembre, y de las que aprender. Un texto que marca en su título preliminar valores como el respeto, la igualdad o la pluralidad. Un espíritu constitucional al que ha emplazado el presidente de la Ciudad en su intervención durante el acto institucional que han celebrado conjuntamente Delegación del Gobierno y Ciudad con motivo de la efeméride.

Vivas ha remarcado una declaración de intenciones con referencias al artículo 44: “Garantizar la convivencia democrática de acuerdo con la ley y conforme a un orden económico y social justo. Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones. Promover el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a todos una digna calidad de vida”.

De la misma forma, el presidente también ha lanzado un aviso en ese marco de garantías del documento constitucional: “Cumplir la constitución implica prestarle una especial atención a Ceuta y a los tres pilares a los que apelo: españolidad, convivencia y solidaridad. No se puede querer a España si  no se quiere a Ceuta”.

“Empezando por el primero de los indicados pilares, nuestra irrenunciable españolidad y la Constitución, tres consideraciones, afirmaciones o evidencias: Que Ceuta es España, se mire por donde se mire, por los cuatro costados. Que España es el fundamento, la piedra angular de la Constitución, según sanciona su artículo 2,  que en Ceuta la integridad de España, de toda España, está afectada por unos riesgos y amenazas sin parangón en el resto del territorio nacional, salvo el caso de la hermana Melilla”, ha arrancado el titular del Gobierno local para arrancar del Estado “estabilidad y confianza” como instrumentos para combatir el miedo, “que es nuestro principal enemigo”.

En la línea de su discurso, Vivas ha apelado al artículo 14 de la Constitución para defender los valores de convivencia que definen a la sociedad ceutí, y la necesidad de garantizarla. “Establece en su artículo 14, que todos los españoles somos iguales sin que quepa ningún tipo de discriminación por razón de credo, raza o nacimiento. Como único límite, la ley: todo dentro de la ley, nada al margen de la ley. Por tanto, también en este caso, cumplir la Constitución significa favorecer el respeto y la convivencia entre los ceutíes de diferentes credos, orígenes y culturas; además es justo, es bueno y es necesario que se haga”.

En cuanto a la solidaridad referida por el presidente, ha sacado a colación los artículos 2 y 131 de la Carta Magna para defender que los poderes públicos deben garantizar el principio de solidaridad entre las autonomías que componen el territorio. “Por eso, cuando demandamos del Estado un plus de esfuerzo adicional en inversión pública, transferencias específicas para atender necesidades estructurales, el abaratamiento de las comunicaciones con la península o el mantenimiento y actualización de los incentivos fiscales, no estamos solicitando una dádiva, estamos  pidiendo que se cumpla la Constitución, que se active el principio de solidaridad que la misma consagra para hacer, efectivo y real, el derecho a la igualdad de los ceutíes con el resto de españoles en el acceso a los servicios públicos esenciales, en las posibilidades de desarrollo económico, en las oportunidades de empleo”.

De forma previa a que el presidente de la Ciudad tomase la palabra, también lo había hecho el delegado del Gobierno con un discurso que se ha distanciado de su sucesor en el atril, y en el que ha remarcado los esfuerzos esgrimidos por el actual Gobierno para generar un marco normativo en la Constitución en defensa de dos colectivos que este año han tenido especial protagonismo en el acto celebrado en la Ceuta: el de las personas con discapacidad y los mayores. “En España hay más de 4,3 millones de hombres y mujeres con algún tipo de discapacidad. Así lo revelan las cifras del Instituto Nacional de Estadística.

Y no olvidemos algo muy importante. Mañana podemos sufrir un accidente o padecer una enfermedad que limite alguna de nuestras capacidades. Por otra parte con el paso de los años, con suerte, llegaremos a mayores y posiblemente necesitemos recursos que nos ayuden a mantener nuestra autonomía personal y quizá también pasemos a formar parte del colectivo de personas en situación de  dependencia”, ha dicho Rafael García.

El himno nacional ha cerrado al acto celebrado en el Palacio Autonómico y que ha culminado con una ofrenda al monumento de la Constitución, sito en la plaza del mismo nombre.

Comentarios