La Ciudad

Rahma Mokhlis es actualmente vicepresidenta (FPAV) y la presidenta de la Asociación de Vecinos de Benzú

La presidenta de Benzú: musulmana, con hiyab y ganas de ser la primera mujer en liderar la FPAV

Rahma Mokhills, vicepresidenta de la FPAV y presidente de la Asociación de Vecinos de Benzú (CEDIDA)
photo_camera Rahma Mokhlis, vicepresidenta de la FPAV y presidenta de la Asociación de Vecinos de Benzú (CEDIDA)

Asegura que la Federación se ha saneado económicamente con García Segado, pero también que las asociaciones tienen que tener más participación en la vida pública y la voz que ahora no tiene en asuntos importantes para los barrios. 

Nunca antes una mujer se había mostrado tan decidida a presentar su candidatura para liderar la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos (FPAV), lo cual es también es una buena noticia. 

Las elecciones serán en pocos meses, después de una asamblea que aún no tiene fecha pero que podría fijarse para diciembre. Ya toca. La votación para elegir al presidente o presidenta será probablemente a principios de año. García Segado ya cumplió su mandato (2018-2020). Parece que la pandemia retrasó la convocatoria electoral.  Barriada de Benzú

Rahma Mokhlis es actualmente vicepresidenta de la Federación vecinal y quiere subir un escalón aunque afirma que Francisco García Segado, el actual presidente "lo ha hecho bien". Mokhlis es también la presidenta de la Asociación de Vecinos de Benzú desde hace ocho años. 

El motivo que expone para optar a la presidencia de la FPAV es que "pienso que puedo aportar algo más lo que se ha hecho anteriormente", es lo que pensará cada candidato, puntualiza. "En unas elecciones a nivel asociativo se supone que lo que se quiere es un cambio". La presidenta de Benzú opina que "el movimiento vecinal brilla por su ausencia. No hay". 

Explica que lo primero es no hipotecarse: "Las hipotecas no son positivas para ningún movimiento, no hay que depender políticamente de nadie". Y añade que "recibir subvenciones en base a una normativa que las regula no debe enfocarse a que haya que tener una inclinación política o alguna dependencia en ese sentido". Mokhlis se pregunta “por qué una Federación vecinal tiene que estar hipotecada por una subvención si la misma nos corresponde recibirla". 

Como vicepresidenta de la FPAV, asegura que no ha recibido presiones "porque yo no funciono así". "Personalmente, si veo algo que está mal, lo denuncio", remarca. 

A la pregunta de si la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos está saneada, la futura candidata responde que "ya no hay ninguna deuda y Paco García Segado ha realizado un buen trabajo". "Estamos al día, la cuestión económica la ha llevado el presidente perfectamente".

Insistiendo en la independencia de la FPAV, Mokhlis la ve como que "el político tiene que contar contigo y darte participación". Estos deben saber que el movimiento vecinal es necesario, su existencia es necesaria porque "somos quienes de primera mano sabemos qué quieren los vecinos". 

Si se presenta García Segado o no es una incertidumbre, pero la vicepresidenta de la Federación se mantiene firme y "seguiré adelante con mi candidatura". Eso lo tiene claro, nos dice, aunque el trabajo del presidente actual lo califica como "muy aceptable teniendo en cuenta las circunstancias". Reconoce que con la situación económica que sufre la ciudad ha sido "imposible" sacar adelante la FPAV en otros ámbitos. 

Sobre la relación de cordialidad entre las diferentes asociaciones vecinales, cree que "está bien": "Date cuenta que la gente suele quejarse de todo, nunca está totalmente de acuerdo o se cree que maneja toda la información". Así, “se especula muchísimo sin tener pruebas", comenta. "El clima es bueno, pero ya se sabe que nunca llueva a gusto de todos". Las asociaciones de la periferia tienen unas necesidades y las céntricas otras, apunta Rahma Mokhlis, que apuesta porque el movimiento sea más "reivindicativo" y que las asociaciones se doten de "instrumentos y recursos" para que se pueda trabajar desde los barrios, no desde la Federación. La FPAV "tiene que ser un ente" que trabaje para que "mejore todo". No sólo son los regalos de los Reyes Magos, la Ashura y otras actividades “que no cambian nada, a mí únicamente eso no me parece provechoso". 

Se queja de que el movimiento vecinal "poca voz tiene" y además de toda la ambigüedad que existe en torno al dinero público. "Lo que pretendo es un cambio y el dinero vaya directamente a las asociaciones, independientemente de que se tenga que mantener la Federación, y que las asociaciones vecinales se sienten representadas por los presidentes". 

Piensa que las asociaciones tienen que contar a la hora de adoptar decisiones, normativas o cuestiones legales para una zona determinada valorando el "entorno en que la zona se encuentra". Lamenta que esa "influencia" esté en decadencia. Para los proyectos "hay que tener en cuenta la información y la opinión de las asociaciones". 

En los últimos tiempos los políticos no han contado "ni con la Federación ni con las asociaciones". Han dado la subvención y “poco más”. Nada de "participación" y sólo para “publicitar si hacen algo”, pero "verdaderamente no han hecho nada". La presidenta de la Asociación de Vecinos de Benzú es rotunda: "Los problemas siempre son los mismos, los presupuestos siempre son los mismos y no se ve ningún cambio". Falta participación de las asociaciones en la vida pública de Ceuta, insiste. 

De otros posibles candidatos opina que "no sé cómo Juan Moreno se puede volver a presentar. Sería un paso atrás. Su gestión ha sido pésima. Se ha demostrado y ha quedado claro cómo dejó la Federación. No me parece serio que se presente. Me refiero a su mandato, a la gestión y no a su persona". 

Acerca de los apoyos que tiene, dice que "yo me voy a presentar, Si salgo bien y si no al menos lo habré intentado". Sobre que es la primera mujer que quiere liderar la Federación: "Sí, y además soy musulmana y con hiyab, que es una cuestión no superada dentro del movimiento vecinal", asegura. 

   

 

 

 

Comentarios