La Ciudad

Las ‘volaeras’, más en el aire que nunca

Salazoneros
photo_camera Los salazoneros esperan que 'Costas' no les haga mover las casetas que acaban de instalar.

Durante el largo puente, los miembros de la Asociación de Salazoneros han instalado los secaderos y ahora, el área de Costas de Delegación informa que va a llevar a cabo la rehabilitación de la escollera y que tendrán que mover los secaderos.

“A la Ceuta pequeñita y marinera, sólo le va a quedar el adjetivo de pequeñita, porque de marinera ya tiene poco”. Este es el lamento de la Asociación de Salazoneros de Ceuta que ha visto como, con “tantas pegas”, el amor a la tradición de las ‘volaeras’ se va a acabar perdiendo. Porque cuando “no es un pito, es una flauta” afirman los más veteranos. Todo esto a cuento, nunca mejor dicho, del ‘Mercado de salazones’, uno de los grandes “tesoros” de Ceuta que ahora, a unas semanas de arrancar la temporada, se encuentra en lo que puede ser, en unos días, una zona de obras.

Salazoneros en la explanada de Juan XXIII
Los salazoneros confían que el área de Fomento encuentre una solución que no les afecte.

El último temporal arrasó con parte de escollera que sustenta la plataforma de la explanada de Juan XXIII, de eso hace ya un mes y como las cosas de palacio ‘van despacio’, en breve, el área de Fomento de Delegación de Gobierno acometerá la obras para restaurar esa zona de la escollera, antes de que arranque la temporada de baño. Pero siempre hay un pero, y es que hace una semana, la Asociación recibió las caseta en las que deben ubicar los secaderos de pescado y ya las han instalado, y lo han hecho donde el departamento de ‘Costas’ les especificó en su momento, cuando fueron admitidas sus licencias (con el consiguiente pago del canon de ocupación).

Escollera Juan XXIII
Las casetas se han instalado en una zona que ahora debe ser reparada.

Muchos de los salazoneros han tenido que recurrir a préstamos para pagar ese canon y para adecentar el interior de las casetas (algunas de ellas se encuentran en pésimas condiciones). Muchos de los salazoneros han clavado los postes para instalar las volaeras. “Llevamos trabajando una semana para acondicionar los puestos”, asegura Fali Pérez, presidente de la asociación “y ahora, vienen los de Fomento de Delegación y nos dicen que hay que mover las casetas cuatro o cinco metros hacia la carretera, cuando ya está casi todo el trabajo hecho”.

Rafael Sánchez, asociación salazoneros
Los salazoneros más veteranos se encuentran desencantados con la situacion.

José Mari, uno de los asociados asegura que “yo no muevo la caseta. Me meto dentro y me amarro si hace falta, pero yo no muevo la caseta”. Los ingresos de los secaderos no dan para mucho, pero para José Mari, como para casi todos, es parte de su historia, de su herencia familiar. “Soy la cuarta generación de salazoneros y cosas como éstas, te quitan toda la ilusión. Es un despropósito”.

José Mari, un salazonero, frente a su caseta de secadero de pescado de la explanada ed Juan XXIII
José Mari, un salazonero, frente a su caseta de secadero de pescado de la explanada de Juan XXIII

No es sólo el trabajo ya realizado y el dinero invertido. Con el traslado, los puestos no tendrán acceso cercano a las acometidas de agua potable, electricidad o aguas residuales. La solución, que aseguran los salazoneros que les ha dado Fomento, es que instalen conductos al aire de PVC desde las casetas a las acometidas. “Ponemos los conductos de plástico hoy y mañana los encontraremos rotos”.

El pasado 14 de diciembre de 2021 se publicaba una resolución de la Secretaría de Estado de Turismo que establecía el Convenio con la Ciudad de Ceuta, para la ejecución del Plan de Sostenibilidad Turística ‘Desarrollo industrial y turístico del mercado de salazones’ entre la Secretaría de Estado de Turismo, representada por Fernando Valdés Verelst, Secretario de Estado de Turismo; y la Consejería de Fomento y Turismo de la Ciudad Autónoma de Ceuta.

Interior de las casetas cedidas para la instalación de los secaderos de pescado en Juan XXIII
Interior de las casetas cedidas para la instalación de los secaderos de pescado en Juan XXIII

La actuación integral de la explanada de Juan XXIII y la instalación de diferentes carpas con zonas ajardinadas, preparadas para el trato del pescado e incluso un museo de los salazones, se anunciaba que no vería la luz hasta el año 2023 pero puede que el 2022 no vea ni un sólo ‘volaor’ colgado.

De iniciarse las obras en la zona de la escollera, “vamos a colgar el pescado y los camiones pasando por detrás de las casetas con todo el polvo y la tierra por el aire” afirma un visiblemente enojado Salvador, que no ve claro el futuro, no del proyecto de ‘Desarrollo industrial y turístico del mercado de salazones’, el de los secaderos para este año lo veo muy negro.

salando pescado en las volaeras de Juan XXIII
El secado de pescado es una tradición bimilenaria en Ceuta.

Durante la mañana de hoy, se van a reunir los salazoneros con Costas y estos esperan que el trabajo que se lleva realizado en la instalación de conducciones de aguas y de montaje, desde el pasado fin de semana para iniciar la temporada, "no se lo tiren por tierra" porque supondría comenzar la temporada pasado junio y dadas las limitaciones en el periodo que pueden estar instalados los secaderos, que impone  Costas, los salazoneros entienden que "no sería rentable hacer un esfuerzo para no solo obtener beneficios".

bonito en la volaera
Los bonitos en la volaera, una imagen de Ceuta que puede pasar a la historia.

Esta es la única actividad pesquera, al margen del calado de la Almadraba, que hace de Ceuta una ciudad marinera. "Qué no se pierda esta actividad y con ella la tradición e historia de dos milenios que hacen a esta tierra única en temas salazoneros. Si siguen poniendo palos en las ruedas a los viejos y jóvenes salazoneros, el bonito de la foto lo recordaremos como algo de nuestra historia y tradiciones" asegura un enamorado de los salazones.

Comentarios