Laboral

ccoo y ugt anuncian que se opondrán en la mesa de negociación

La revocación por la Ciudad del acuerdo sobre la "jornada especial" afectará a centenares de empleados

mesa negociadora
photo_camera Reunión de la Mesa Negociadora (C.A./ARCHIVO)

La Consejería de Economía y Hacienda ha convocado para el próximo martes una reunión de la Mesa de Negociación de Empleados Públicos de la Ciudad para proponer la revocación del acuerdo. 

Los trabajadores de la Policía Local, el Servicio de Extinción de Incendios, los cementerios civil y musulmán, las bibliotecas municipales y los museos, el centro de menores, la residencia de mayores, la casa de acogida, los departamentos de Juventud y Gobernación y los controladores de basuras verán afectados parte de los ingresos que hoy obtienen a través de la denominada jornada especial si sale adelante la modificación que pretende la Consejería de Economía y Hacienda.

Los sindicatos se han visto sorprendidos por el anuncio de la Consejería de llevar el próximo martes a la Mesa de Negociación de Empleados Públicos de la Ciudad la propuesta de revocar el acuerdo del 28 de septiembre de 2012 que regula la jornada especial. La revocación supondría la pérdida de un 50% de los ingresos que los trabajadores públicos percibían por este concepto.

El acuerdo de 2012 contemplaba la creación de una “bolsa de horas” equivalente al incremento de la jornada semanal de 35 a 37,5 horas que establecía la Ley 2/2012 de Presupuestos Generales del Estado. Este recurso, que se fijaba sin coste para la Administración, serviría para cubrir servicios propios del puesto de trabajo fuera de la jornada horaria o servicios prestados a turno.  

Según una circular distribuida por CCOO y UGT a los policías locales ceutíes, la supresión del acuerdo significará la pérdida de hasta 1.700 euros anuales.

La Consejería justifica su propuesta de revocación en el coste que la Ciudad ha debido afrontar después de que la Justicia haya dictado varias sentencias favorables a las demandas presentadas por algunos policías locales que habían reclamado el abono de horas extraordinarias. Esta circunstancia contraviene, a juicio de las autoridades municipales, el acuerdo alcanzado en su día, “por lo que éste debe devenir inaplicable”.

Comentarios