Laboral

no asistirán a la fiesta de la merced

El sindicato penitenciario denuncia el trato de la dirección de la prisión a internos y funcionarios

Prisión
photo_camera El sindicato penitenciario denuncia el trato de la dirección de la prisión a internos y funcionarios / C.A.

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) no asistirá a la celebración del día de la Merced demostrando así su descontento hacia la política seguida por la dirección de la prisión. El sindicato habla de un trato deshumanizado hacia los presos y un abuso hacia los trabajadores del Centro, entre otros aspectos. 

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) no asistirá a la celebración del día de la Merced que tendrá lugar en el Centro Penitenciario de Ceuta. De esta manera, el sindicato mayoritario del Centro Penitenciario de Ceuta quiere mostrar su descontento hacia la política seguida por la dirección de la prisión.

Con respecto a los interno, el sindicato asegura que la dirección del Centro Penitenciario "gestiona un trato deshumanizado a sus administrados". Durante el verano, se impide a los internos que puedan contar en sus celdas con sistemas de refrigeración tan básicos como ventiladores, aun cuando se trata de celdas con escasa ventilación y puertas de metal que retienen el calor. Por otro lado, se impide la correcta aireación de las zonas más sensibles a las subidas de temperaturas, como es la cocina, donde se obliga al funcionario a mantener la puerta cerrada, obligando a internos y cocinero a trabajar sin ventilación, con fuego y con temperaturas muy elevadas. Por el contrario, con la llegada del invierno, en el Centro Penitenciario de Ceuta se prohíbe la entrada de mantas y edredones. A los internos sólo se les deja una finísima manta proporcionada por el centro para soportar horas de invierno, lo que resulta manifiestamente insuficiente para combatir el frío. Tampoco se permite meter sábanas, ni toallas, cuando ingresan en el Centro se les da un insuficiente lote higiénico en el mejor de los casos, y en muchas ocasiones no hay ni una simple almohada donde reposar la cabeza durante las horas de descanso. Explica detalladamente APFP, a través de un comunicado. 

"Pese a las llamadas a la cordura realizadas por parte de éste y otros sindicatos sobre la peculiar forma de tratar a los internos en estas cuestiones, la dirección del centro hace caso omiso, generando un sufrimiento innecesario en la población reclusa que se trata de justificar en razones de seguridad cuando, en realidad, es una cuestión de mero abuso gratuito", lamenta  la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones

Al parecer, según indica el sindicato, los trabajadores del Centro "tampoco se escapan del látigo de la política de la dirección". En la actualidad, continúa exponiendo el escrito,  el Centro Penitenciario de Ceuta cuenta con numerosas demandas judiciales promovidas por los propios funcionarios del Centro, circunstancia que no se ha producido con las direcciones precedentes. Descuentos en nóminas totalmente inquisitivos y al margen del más mínimo reglaje ni procedimiento administrativo, impedimentos para conciliar la vida familiar y laboral, continuos obstáculos para  el disfrute de permisos, vacaciones o asuntos propios, una implacable persecución sindical contra los representantes de los trabajadores más críticos, acoso a determinados funcionarios, apertura de expedientes disciplinarios infundados y hasta denuncias ante la Inspección Penitenciaria por parte de este sindicato por el comportamiento mantenido por el máximo responsable de la prisión, cuya arbitrariedad y abuso de poder hace que el descontento generalizado y la desmoralización de la plantilla sea la tónica habitual.

"No es un secreto que el director del Centro Penitenciario no cuenta con el apoyo de su plantilla". Plantilla que posee una media de antigüedad superior a los 20 años experiencia, y que tal y como narra el sindicato ejerce sus funciones con impecable profesionalidad y que tiene que trabajar en pésimas y obsoletas condiciones, en continuo enfrentamiento con la dirección del centro ante el desprecio que dicha dirección muestra hacia la legalidad y la profesionalidad de sus trabajadores. "Una veterana y profesional plantilla de trabajadores sometida a constantes amenazas pueriles de aperturas de expediente, expolios en nómina o supresión de cambios y de días de descanso en cuanto se le insinúa que la legalidad marca una pauta distinta de la que se está aplicando. El desprecio, el cuestionamiento continuo, la fiscalización de nuestra labor, la política de la amenaza y del miedo, así es como este Equipo Directivo paga la profesionalidad de una plantilla que trabaja sin medios". 

El sindicato penitenciario critica que mientras esto ocurre en el interior de las instalaciones, "se derroche gran parte del dinero público en fiestas como la de la Merced, en cambiar suelos y paredes que no requieren sustitución, en escalones de mármol, en aparcamientos que no requieren reparación ni mantenimiento y demás obras innecesarias en un centro que está a punto de cerrarse por la apertura de otro nuevo que le sustituirá".

Por todos los motivos expuestos, la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) no asistirá a la celebración del día de la Merced. "Este año nuestro sindicato se une a la desaprobación de la gestión realizada por el actual titular de la dirección del centro seguida por otros sindicatos, buscando con ello que se reabra el diálogo y que finalicen los abusos descritos, tanto hacia los reclusos, como  hacia los trabajadores y el presupuesto". 

Comentarios