Medio Ambiente

En la Ribera, Chorillo y Benítez

Medio Ambiente pone en marcha espacios saludables y deportivos en las playas

parque-biosaludable-playa-Chorrillo
photo_camera Imagen de la instalación de las máquinas de ejercicio en El Chorrillo / C.A.

La Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad ha iniciado la instalación y montaje de tres parques biosaludables en las playas de La Ribera, El Chorrillo y Benítez. Cada uno de ellos está compuesto por ocho aparatos especializados de ejercicios, además de la señalización correspondiente, fabricados con materiales resistentes a la corrosión, el desgaste y el vandalismo.

Medio Ambiente y Sostenibilidad dota así a las playas de zonas de recreo, en la que niños, jóvenes y adultos pueden practicar deporte de forma segura y adecuada en un entorno agradable. Se trata de instalar elementos para las personas que acostumbran a hacer ejercicio físico y para promover que también lo hagan quienes llevan una vida más sedentaria, según se explica en una nota de prensa emitida por la Ciudad.

Como recoge el pliego de prescripciones técnicas que ha regido la licitación de este suministro, entre los aparatos que conforman estos parques biosaludables están los conocidos como esquí de fondo, para fortalecer la musculatura de brazos y piernas y mejorar la flexibilidad de las articulaciones; ascensor, para reforzar y desarrollar la musculatura de los miembros superiores; surf, para trabajar cintura y ejercitar la columna y cadera; y poni, máquina para mejorar la capacidad cardiopulmonar con ejercicios de piernas y pectorales.

Completan el conjunto los elementos denominados volante, que sirve para desarrollar la movilidad de brazos, piernas y cadera, así como para incrementar la flexibilidad de las articulaciones de hombros, clavículas, codos y muñecas; patines, que permite fortalecer la movilidad de las piernas y desarrollar equilibrio corporal; bicicleta, aparato con el que, además de piernas, el usuario trabaja la zona pectoral; y barras, cuya utilización desarrolla la fuerza y flexibilidad de cintura para arriba.

La Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad licitó este contrato por 17.389 euros y el procedimiento ha ahorrado 3.000 euros a la Ciudad, puesto que la adjudicación se produjo por 14.400 euros.

Comentarios