Medio Ambiente

la caída causa la muerte de un cigoñino

Parte del único nido de cigueña blanca de Ceuta se desploma desde el minarete de Sidi Embarek

Dos tercios de la estructura, una presencia familiar para los viandantes desde hace una década, se han venido abajo vencida por su propio peso. 

El emblemático nido de cigüeña de la mezquita de Sidi Embarek se ha desplomado en parte esta mañana vencido por su propio peso. Alrededor de dos tercios de la construcción se han venido abajo desde el minarete del templo causando la muerte al único cigoñino que la ocupaba.

El polluelo se encontraba en una fase avanzada de su maduración, pronto a emprender su primer vuelo. Los cigoñinos rara vez comienzan a volar antes de los 60 días.

Trabajadores de Obimasa se han desplazado hasta la mezquita. La porción del nido que se había desgajado pendía peligrosamente del balcón que constituye la segunda altura del alminar. Los operarios se han visto obligados a desprender los restos, que se han precipitado hasta el suelo.

Uno de los ejemplares adultos ha asistido desconcertado a todo el proceso merodeando el lugar mientras los empleados de Obimasa trabajaban en el minarete.

El nido de Sidi Embarek es, desde hace al menos una década, una referencia cotidiana para los viandantes, ocupado por la única pareja de cigüeñas blancas que cría en Ceuta. Anteriormente, el campo de fútbol “Alfonso Murube” fue escenario del intento de nidificación de otra pareja que, finalmente, fue estorbado por la presencia de los cuervos. Los pájaros se dedicaban a retirar los aportes de material que las cigüeñas acumulaban para construir el nido.

Comentarios