Medio Ambiente

un verano más

La Ribera vuelve a lucir banderas de calidad

Un año más, esta céntrica playa luce las banderas que acreditan su calidad en cuanto a servicios e instalaciones. El Gobierno de la ciudad ha invertido cerca de un millón de euros para adecentar las playas.

El presidente de la ciudad, Juan Vivas, y el consejero de Medio Ambiente, Emilio Carreira, han izado este martes las banderas que acreditan la calidad de la playa de la Ribera.  Carreira ha resaltado el esfuerzo que se ha realizado este verano desde el Gobierno de la ciudad en la playa como mejorar las casetas adscritas a los servicios públicos. “Y vamos a seguir porque el servicio público de playas es de los más demandados aunque no durante todo el año, con la misma intensidad ni en todos los sitios con la misma intensidad”, ha explicado en la misma playa. Carreira considera que la importancia de un servicio público se mide por el número de usuarios “y el de playas tiene muchos”.

La Ciudad ha invertido casi un millón de euros en las playas más concurridas (Ribera, Chorrillo, Benítez, Almadraba y Tarajal) para mejorar el mobiliario, contar con un servicio de salvamento y socorrismo y todo lo referente al balizamiento, redes antimedusa y recogida de residuos flotantes, junto con la señalización de paneles de las playas y la acometida eléctrica, entre otros. La mejora más visible esta temporada está ligada, según el Gobierno, a la colocación de los nuevos módulos, que incluyen aseos y espacio para los servicios de seguridad y primeros auxilios. Se ha instalado uno en cada playa considerada zona de baño: Ribera, Chorrillo, Benítez, Almadraba y Tarajal.

Sobre los comentarios en las redes sociales de que hay playas de primera y de segunda, Carreira lo niega asegurando que “esto no es un campeonato de fútbol” sino un esfuerzo “constante y sostenido del Gobierno para que nuestras playas no teniendo la maravillosa arena del norte de España tengan servicios de calidad similar e incluso más a gusto que en la Costa del Sol donde seguro les picarán medusas porque no hay redes antimedusas”.

En cuanto a la elección de las playas, el consejero lo tiene claro. No es el Gobierno quien elige las playas que más bañistas reciben “sino los propios ciudadanos. Ellos escogen la playa por la temperatura del agua o los servicios. Las más usadas, y hay estadísticas oficiales, son la Ribera, el Chorrillo, la Almadraba, el Tarajal y Benítez”.

Comentarios