Otras noticias

SIN ANTIDISTURBIOS EN EL RESTO DE COMUNIDADES

El blindaje policial de Cataluña deja al resto del país desprotegido

antidisturbio en Madrid
photo_camera Antidisturbios, durante una intervención en Madrid (C.A.)

La mayoría de los antidisturbios de los que dispone la Policía Nacional y la Guardia Civil están destinados en Cataluña por miedo a los altercados que puedan producirse durante los próximos días, hasta el 1 de octubre. Por contra, el resto de España se queda sin unidades de reacción y prevención y fuentes policiales alertan de las consecuencias que esto puede suponer.

Estrella Digital/Carlos Lospitao

Una importante fuerza de 4.000 agentes de la Policía Nacional se dirige hacia Cataluña por orden de la Dirección General del cuerpo de seguridad estatal. El Gobierno teme que durante los próximos días surjan disturbios en las calles y los servicios de inteligencia ya han avisado del desembarco de anarquistas europeos y nacionales en tierras catalanas. Este despliegue sin precedentes ha significado que el resto de España se quede huérfana de efectivos de intervención y control de masas. Por este motivo, fuentes policiales alertan del peligro que este éxodo masivo de agentes hacia Cataluña puede suponer para el resto del territorio nacional. 

"No están teniendo en cuenta que los altercados no sólo se pueden producir allí, sino que también cabe la posibilidad de que se den en otras ciudades que han convocado manifestaciones para apoyar el proceso secesionista de Cataluña", afirman fuentes policiales. Además de las protestas que puedan surgir a raíz del referéndum ilegal catalán hay otra serie de eventos o circunstancias que deberían de contar con la presencia de unidades especializadas en el control de masas. Este es el ejemplo de las fiestas populares y patronales que durante el mes de septiembre se suceden en toda España. 

El pasado sábado, en Majadahonda se produjo una batalla campal en el recinto ferial. Los efectivos policiales se vieron superados por la magnitud de la reyerta y sindicatos policiales denuncian que la falta de antidisturbios pudo agravar la situación. Las centrales denuncian que el foco mediático del referéndum y la escasa tasa de reposición por jubilación merma la capacidad de reacción del cuerpo de seguridad del Estado. Además de en Majadahonda en el último mes también se han producido disturbios en Pinto, Aranjuez, Hoyo de Manzanares, San Sebastián de los Reyes, Tres Cantos o Colmenar Viejo.

El problema es que la mayoría de las peleas surgidas se localizan en municipios con menos de 50.000 habitantes donde las competencias de seguridad recaen en la Guardia Civil y en las policías locales. Es precisamente la falta de agentes del Instituto Armado una de las causas que han influido en la proliferación de este tipo de enfrentamientos incontrolados, en estos municipios madrileños. De hecho, la mayoría de efectos de la ARS (Agrupación de Reserva y Seguridad) de la Guardia Civil están ya en Cataluña, según afirman fuentes del propio cuerpo de seguridad. 

Este mes de septiembre el GRS1 (la unidad de antidisturbios de la Guardia Civil destinada en Madrid) no ha estado operativo al 100%, ya que el 70% de sus miembros han sido enviados fuera de la comunidad como refuerzo ante la escalada del proceso independentista, señala la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC). La capital preocupa, y mucho, a las autoridades. De hecho, este miércoles se ha producido una manifestación de apoyo al movimiento independentista de Cataluña y otra 'contramanifestación' de un grupo de extrema derecha, aunque afortunadamente no se ha producido ningún altercado. 

Comentarios