Otras noticias

en españa

Claramunt, la 'jefa' de la Selección Española y el contacto de Gorka Villar

2017072321233381791
photo_camera María José Claramunt, junto a los futbolistas de la Selección: Cazorla, Pedro y Jordi Alba / E.D.

La directora de la Selección Española de Fútbol ha quedado señalada tras ser vinculada con los negocios, presuntamente ilegales, de Gorka Villar, hijo del presidente de la Federación. La 'jefa' del combinado nacional de fútbol cuenta con mucho peso dentro del vestuario

Su nombre aparece en cinco ocasiones en el auto de 44 páginas que firmó el juez, Santiago Pedraz, hace tan sólo unos días y que sirvió para enviar a prisión, sin fianza, al presidente de la Real Federación Española de Fútbol. Algunos medios de comunicación nacionales afirman que ha llevado una vida de lujo durante dos años y en el vestuario de la Selección Española de Fútbol se la conoce como la 'jefa'. De hecho, hay multitud de fotos en las que se la puede ver con los futbolistas más importantes del combinado nacional. Ella es María José Claramunt, directora de la Selección Española, y una de las personas que se presentan como clave para resolver el supuesto caso de corrupción instala en la Ciudad Deportiva de Las Rozas. 

Hace tan sólo semana, que la Guardia Civil entró en a registrar las dependencias de la Real Federación Española de Fútbol. El presidente de esta institución, José María Villar, entraba junto a varios agentes de la UCO al edificio que la federación tiene en la ciudad madrileña de Las Rozas. El exportero del Athletic del Bilbao y máximo dirigente del fútbol nacional aún tuvo que soportar otro registro más, el de su propio domicilio.

Días más tarde del, se filtró el auto de las diligencias previas abierto por el juzgado número 1 de la Audiencia Nacional. En él, el juez, Santiago Pedraz, señala como investigados/detenidos a cuatro personas: Ángel María Villar LLona, Gorka Villar Bollaín, Juan Antonio Padrón Morales y Ramón Ángel Hernández Baussou. Para los tres primeros, el magistrado decretó prisión provisional sin fianza, y para el último impuso cárcel provisión eludible previo pago de 100.000 euros. 

Sorprende que en esta relación de nombres no se encuentre Claramunt, como directora de la Selección Española de Fútbol. De todos modos, que no esté imputada no significa que su figura no haya aparecido durante la investigación. De hecho, la 'jefa' -así la llaman los jugadores de 'La Roja'-  es mencionada hasta en un total de cinco ocasiones a lo largo de los 44 folios de un auto que trata de esclarecer lo sucedido en la federación, durante los años de mandado de José María Villar.

 

Nombrada, pero no implicada 

La primera mención que se realiza sobre Claramunt en el texto redactado por el juez Pedraz es en la página número 16, en el apartado cuarto de los razonamientos jurídicos, donde el magistrado narra la relación empresarial entre la Federación Española de Fútbol y varias empresas del Gorka Villar, hijo del presidente de la misma. En concreto, la directora de la selección aparece en el relato de los hechos de unas supuestas irregularidades surgidas a raíz de dos partidos amistosos contra Corea del Sur, en los años 2010 y 2012.  

"Un responsable de la Federación Coreana de Fútbol (KFA) contacta con otro de la RFEF (Srª. CLARAMUNT) y le hace saber que se dirige a esta persona en concreto con el previo asesoramiento de Gorka VILLAR, a quien también incluye como destinatario del correo electrónico. Le informa de que los presidentes de ambas federaciones ya han acordado que la Selección de Fútbol juegue contra la respectiva selección coreana el 30 de mayo y han tratado el asunto de los derechos de difusión televisiva y de marketing", narra de manera textual el auto. 

Tres días después, Claramunt confirma a los coreanos vía email el acuerdo del partido, los derechos de difusión en Corea y la posibilidad de la doble producción, según recoge otro de los puntos del auto, a pesar de que la empresa Matchworld, encargada de concertar los amistosos, tenía cerrado un acuerdo con las selecciones de Serbia e Iraq, tal y como se recoge también el documento redactado por el juez Pedraz.

El cambio de planes supone que Matchworld exponga su malestar por el "quebranto" económico que le supone a la empresa el encuentro contra Corea del Sur. Es en este punto cuando vuelve a aparecer el nombre de la 'jefa' de 'La Roja'. "MATCHWORLD comunica a la RFEF (Srª. CLARAMUNT) su malestar por la pérdida de derechos y menoscabo de ingresos para su empresa por el partido con la selección coreana en las condiciones requeridas por el presidente de la RFEF", explica el auto en cuestión. 

 

Malas relaciones

En el folio número 22, vuelve a aparecer el nombre de Claramunt. En esta ocasión, la directora de la Selección Española consulta a Villar sobre si hay que asumir los gastos de alojamiento de la selección colombiana, que iba a disputar un encuentro amistoso en junio 2017. El presidente de la federación responde de manera afirmativa y la directora obedece sin más. Por último y en relación a este partido, Claramunt vuelve a telefonear al presidente de la federación para cuestionarle sobre la posibilidad de otorgar 50 entradas al presidente de la Federación Colombiana porque este así lo ha solicitado. De nuevo, Villar vuelve a dar el visto bueno a su petición. "Esta consulta representa un nuevo ejemplo de que todo el poder respecto a la disposición de la SEfútbol recae sobre el presidente de la RFEF", explica el auto. 

Hasta aquí la aparición de Claramunt en el relato de los hechos, por el momento. El diario 'El País' ha publicado recientemente que la directora de la Selección ha vivido durante dos años en un hotel de lujo en la capital de España y que llevaba un alto tren de vida, algo que ha negado la afectada. De hecho, afirma que "fue la Federación quien se encargó de buscar el alojamiento". Además esta publicación destaca que Claramunt llegó a cobrar "dinero B" y airea la supuesta mala relación que mantenía con jugadores como Xabi Alonso, al que define como "pesetero", según narra 'El País'. Con respecto a la investigación, Claramunt afirma "estar muy tranquila" y admite que "no soy tonta, he llegado a detectar algunas anomalías en la gestión de los derechos deportivos de la Selección absoluta".

Comentarios