Otras noticias

en el mundo

Más de 200 muertos en Colombia por el desbordamiento de un río

Avalancha en Colombia/ E.D.
photo_camera Avalancha en Colombia/ E.D.

Las fuertes lluvias que llevan cayendo en la zona sur del país colombiano han provocado que los ríos Mulato y Taruca se salieran de su cauce y provocaran la tragedia. 

Estrella Digital/Andrea Morea

Más de 200 personas han muerto en Mocoa, capital de Putumayo, en el sur de Colombia, después de que se produjera una avalancha como consecuencia del desbordamiento de un río. A los fallecidos, habría que sumarle las más de 200 personas que han resultado heridas así como un gran número de personas desaparecidas. Este balance es aún provisional.

Según han informado las autoridades colombianas, el río se desbordó debido a un fuerte aguacero que llevaba cayendo desde el viernes en el suroeste del país. Varios testigos aseguraron ayer sábado a los medios locales que horas antes de la tragedia, habían avisado a los servicios de emergencia porque la ciudad se estaba quedando sin energía eléctrica. Tras producirse la avalancha, la situación empeoró y "todo el sector se encuentran sin electricidad ni agua desde las once de la noche" del viernes, informaba uno de los afectados.

Las lluvias, en estos momentos ya débiles, han provocado que los ríos Mulato y Taruca se salieran de su cauce y provocaran la tragedia. En total, más de 500 familias han tenido que ser evacuadas de los 17 barrios que se han visto afectados y todos los hospitales de la zona se encuentran colapsados, motivo por el cual se ha tenido que improvisar hasta una morgue cercana a los hospitales, explicaba el comandante de la Brigada 27 del Ejército, el general Adolfo Hernández.

El lodo y las piedras sorprendieron a los vecinos de la zona, sobre todo el de San Miguel, que prácticamente ha desaparecido. El barro ha arrastrado a su paso viviendas, coches, camiones e incluso puentes. El alcalde de Mocoa, José Antonio Castro, ha confirmado este domingo que "todos los barrios aledaños de los ríos quedaron casi desaparecidos, de niños y adultos que alcanzaron a salir". Por otro lado, los servicios de bomberos han confirmado que no hay posibilidad de nuevas avalanchas de lodo ya que han podido comprobar que no hay agua estancada en ninguna parte de la zona sur.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, declaró el sábado el estado de emergencia y calamidad y ordenó la intervención inmediata del Ejército y de la Unidad de Gestión de Riesgo. En total, se han desplazado al lugar más de 2.500 efectivos. Santos se trasladó a la zona para evaluar los daños. Por su parte, el gobernador de la región, Sorroel Arroca, ha declarado a los medios colombiados que "todos los vecindarios han sido enterrados".

A esta catástrofe en Colombia, se le une la que lleva sufriendo Perú desde el comienzo del año ya que más de 90 personas han muerto en el país vecino como consecuencia también de las lluvias torrenciales.

Comentarios