Otras noticias

Corea del Sur responde con ejercicios balísticos y lanzamiento de misiles

Máxima tensión internacional tras la amenaza norcoreana

misil
photo_camera Lanzamiento de misiles (E.D./ARCHIVO)

El lanzamiento de una bomba de hidrógeno del régimen de Pyongyang, su sexto ensayo nuclear, ha provocado reacciones de todo tipo en los dirigentes de las primeras potencias mundiales. 

Estrella Digital/Marta de la Fuente

Corea del Norte realizó este domingo su sexto ensayo nuclear, el cuarto bajo el mandato de Kim Jong Un, con una bomba de hidrógeno, que podría ser colocada en misiles intercontinentales, y de una potencia diez veces mayor que la última prueba del mes de agosto. 

Las reacciones a esta exhibición del poderío de Pyongyam no se han hecho esperar. El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá este lunes para tratar este tema por segunda vez en tan sólo dos semanas. La reunión fue solicitada por Estados Unidos, Corea del Sur, Francia, el Reino Unido y Japón.

Corea del Sur ha respondido este lunes con ejercicios balísticos y lanzamiento de misiles, disparados por cazas F-15, sobre objetivos del Mar del Este (Mar de Japón), según ha señalado un portavoz de las fuerzas surcoreanas a la agencia local Yonhap. Además, el régimen surcoreano está preparando ensayos conjuntos con fuerzas estadounidenses.

Por su parte, Estados Unidos, prepara su fuerza para una posible respuesta militar en el caso de que la amenaza norcoreana continúe. Tras una reunión en La Casablanca entre el presidente norteamericano, Donald Trump y el secretario de Defensa, Jim Mattis, quedó claro que todas las posibilidades están abiertas. "Cualquier amenaza a Estados Unidos o sus aliados, recibirá una respuesta masiva y aplastante", declaraba Mattis al término de la reunión. 

Trump, quien advirtió tras el lanzamiento de la bomba norcoreana que “las palabras y acciones de Corea del Norte son muy hostiles y peligrosas para Estados Unidos", ha anunciado posibles respuestas a dicho ensayo. Una de ellas, además de la preparación militar y las sanciones correspondientes, sería la suspensión de relaciones comerciales con aquellos países que traten con el régimen de King Jong-Un.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, quien ha vuelto a hablar con Trump para buscar respuestas conjuntas contra Corea del Norte, ha declarado que el último ensayo norcoreano es "absolutamente inaceptable". Además, ha afirmado que apuesta por sanciones comerciales contundentes y ha pedido mayor presencia a EEUU y a Rusia en la zona.

China, país que ha sufrido las consecuencias del lanzamiento de la bomba de hidrógeno, pues registró dos seísmos provocados por la explosión norcoreana, ha pedido junto a Rusia, que haya un diálogo entre las partes implicadas. Ambos países han condenado el ensayo balístico norcoreano.

 

Se esperan saciones

El nuevo lanzamiento se ha producido cinco días después del disparo de un misil balístico que cruzó territorio nipón, tras el cual ya se produjeron diferentes reuniones para tratar la amenaza norcoreana. La Unión Europea ya pidió sanciones más severas, y tras la última demostración de fuerza de Pyongyam, reitera su petición, al igual que la Comunidad Internacional. 

Por su parte, y mientras los índices bursátiles se resienten, el máximo mandatario de Corea del Norte, ha afirmado sentirse "muy orgulloso" tras su última demostración de fuerza, la más potente hasta la fecha.

Comentarios