Otras noticias

las autoridades holandesas alertaron de la presencia del menor en cataluña

La Policía rescata en Barcelona a un niño de 8 años secuestrado por su padre en Holanda

El padre del niño, con la ayuda de un amigo, arrebató al menor a su madre en junio del año pasado en la ciudad holandesa de Kruisstratt.

Agentes de la Policía Nacional han localizado en Barcelona a un menor de 8 años de edad que había sido sustraído por la fuerza a su madre en Holanda. La sustracción se llevó a cabo el pasado día 12 de junio en la ciudad holandesa de Kruisstratt cuando, presuntamente,  el padre del menor, junto a un amigo, arrebataron al menor a su madre y le introdujeron por la fuerza en un vehículo para darse a la fuga. Las autoridades holandesas detectaron la posible presencia de los implicados en Cataluña comunicando tal extremo a la Policía Nacional indicando la gravedad de los hechos. Finalmente fueron localizados en un inmueble de la ciudad condal donde fue necesaria la intervención del Grupo Operativo Especial de Seguridad para asegurar la recuperación y protección del menor. En la vivienda fue localizado y detenido uno de los presuntos autores.

 

Residían en Barcelona

La investigación comenzó el pasado 27 de julio cuando la Policía Nacional recibió una Orden Europea de Investigación, emitida por las autoridades holandesas, en la que se solicitaba la localización y protección de un menor de ocho años de edad. El niño había sido presuntamente sustraído por su progenitor con la ayuda de un amigo. Las autoridades holandesas realizaron varias gestiones en torno a los padres del menor, que se encontraban en proceso de separación.

Tras comunicar tal extremo a las autoridades españolas, agentes de la UFAM central de la Policía Nacional comenzaron las gestiones operativas necesarias para localizar al menor con el fin de llevar a cabo su protección y poder ejecutar la devolución a su progenitora de la forma más inmediata. Tras una laboriosa investigación en la que se realizaron numerosas gestiones, los agentes averiguaron que los investigados estaban en una vivienda de la ciudad de Barcelona.

 

Entrada de los GOES

Una vez contrastada toda la información se procedió a la entrada y registro de la vivienda, para lo que fue necesaria la intervención de los GOES. Los agentes localizaron al menor en el interior del inmueble, así como a uno de los investigados que fue detenido en ese mismo instante.

Un educador de un centro de acogida se hizo cargo del menor a la espera de que sea devuelto a su madre en Holanda ya que es quien ostenta la patria potestad y custodia en exclusiva. Los agentes continúan las gestiones para localizar al padre del niño que no fue localizado en la vivienda.

Comentarios