PLENO

“Jamás he escuchado a nadie cuestionar tanto la españolidad de Ceuta y Melilla como lo hace Vox”

El Pleno rechaza frontalmente la propuesta de la formación ultra para instar a Marruecos a que reconozca la españolidad de Ceuta y Melilla: “Otorgan a Marruecos la capacidad de expedir certificados de españolidad. ¿No soy español porque lo diga Marruecos?”, rebatió el portavoz del PP, Carlos Rontomé.

El grupo parlamentario de Vox pretendía que la Asamblea se sumara a la Proposición No de Ley (PNL) de la diputada nacional Teresa López para instar a Marruecos a que reconozca de “forma explícita y sin reservas” la españolidad de Ceuta y Melilla, así como de los peñones de Vélez de la Gomera y Alhucemas, las islas Chafarinas y el islote de Perejil; pero la Asamblea rechazó de plano una propuesta que consideró una “trampa” que no va a ningún lado y que poco va a conseguir del país vecino, algo que incluso reconoció el propio portavoz ultra, Carlos Verdejo.

Para Verdejo, este reconocimiento de la españolidad de las ciudades autónomas es una condición indispensable, un “pilar fundamental”, para unas relaciones de “paz y respeto” con Marruecos. “Queremos una relación de respeto mutuo y no hay respeto si sigue la pretensión de conquista y anexión de las dos ciudades. Cuando Marruecos diga que son españolas y solo españolas podremos mantener relaciones basadas en el respeto”.

Una españolidad que Verdejo ancló en una retahíla de tratados y actas de delimitación desde 1559 hasta 1860, aunque, como le recordó el portavoz popular, Carlos Rontomé, el estado de Marruecos nace en 1956 y no es hasta entonces cuando empieza la reivindicación de los dos territorios. De paso, el portavoz ultra aprovechó la propuesta para acusar al Gobierno de la Nación de entregar el Sáhara Occidental, a Vivas de secundar la “violación de la resoluciones de la ONU” y a Ceuta Ya de tener “cierto resquemor” contra los judíos. Acusación que no dejó pasar el portavoz localista, Mohamed Mustafa: “Resquemor contra los judíos lo tiene el nazi que tiene sentado detrás (en alusión al diputado de Vox Pachi Ruíz), que alababa a la División Azul, que luchaba con Hitler”.

“Otra propuesta ñoña y populista de la ultraderecha. No hay que instar nada a nadie, Ceuta y Melilla son españolas. No estamos para blanquear ninguna propuesta de este grupo de farsantes”, resumía del portavoz socialista, Juan Gutiérrez. “Otorgan a Marruecos la capacidad de expedir certificados de españolidad. ¿No soy español porque lo diga Marruecos?. Lo suyo es patético. Utilizan a Ceuta, la manosean para los objetivos propagandísticos y electorales, un partido que no tiene escrúpulos para utilizar a nuestra ciudad para sacar rédito político como hizo Abascal”, afeó, por su parte, el portavoz popular, Carlos Rontomé.

“Jamás he escuchado a nadie cuestionar tanto nuestra nacionalidad como lo hacen ustedes y aquí ha habido broncas muy gordas pero nunca un diputado de Ceuta ha puesto en cuestión tanto que esto sea España. No ven que el problema lo tienen ustedes, que tienen un complejo que nos hace perder el tiempo”, reprochó la diputada y portavoz de MDyC, Fatima Hamed.

“Consideran que los musulmanes de Ceuta son marroquíes, dicen lo mismo que dice Marruecos, incluso ha utilizado una palabra horripilante para definir a Ceuta: territorio de ultramar. Ceuta no necesita que nadie reconozca su españolidad. Lo dice la historia, las leyes y la voluntad de su pueblo”, abundó el portavoz popular, Carlos Rontomé, recordando que el Estatuto de Autonomía, en su artículo 1, deja claro que “Ceuta es parte integrante de la nación española y está dentro de su indisoluble españolidad”.

Desde Ceuta Ya!, su portavoz, Mohamed Mustafa, lamentó que la Asamblea no haya mostrado en ningún momento su rechazo ante la tragedia de la frontera de Melilla, con decenas de muertos a los que también obvia la propuesta de Vox: “Son cristianos también pero son negros”, precisó, “los cristianófobos son ellos, solo les interesa el color de la piel”.

Comentarios