Política

La Asamblea no celebrará más plenos hasta reconducir la situación de crispación que vive la institución

photo_camera Vox propicia una crisis institucional en la Asamblea

Los grupos políticos responden a las provocaciones de la extrema derecha, cuya insistencia en calificar de "promarroquíes" a diputados de la Asamblea ha quebrado el normal funcionamiento de la institución.

No habrá más sesiones plenarias de la Asamblea entretanto no se reconduzca la situación de crispación que se ha instalado en la institución municipal.  El pleno que se había iniciado esta mañana ha quedado suspendido tras las descalificaciones que el portavoz de Vox, Carlos Verdejo, ha dedicado a los diputados Mohamed Alí y Fátima Hamed, a quienes ha vuelto a calificar, como ya ha convertido en costumbre su partido, de “promarroquíes” y “quintacolumnistas”. Una mayoría ha acordado en la junta de portavoces dejar también sin efecto la convocatoria de la sesión de control al Gobierno programada para este martes. La intención es, en palabras del presidente de la Ciudad, Juan Vivas, “abrir un periodo de reflexión” para acabar con los enfrentamientos y las “acusaciones de gravedad” promovidos por los diputados del grupo de extrema derecha.

En una comparecencia urgente, Vivas, acompañado de las dos vicepresidentas de la Mesa de la Asamblea, ha calificado la decisión de suspender las convocatorias plenarias como una “llamada a la responsabilidad”. El presidente ha alertado que la desestabilización de la institución constituye una baza en manos de quienes pretenden favorecer la desunión de los ceutíes. “Si se desestabiliza Ceuta, empezando por esta institución, si se cuestiona algo tan fundamental como es la defensa de todos de nuestra españolidad, estamos haciendo un flaco servicio a Ceuta y a España y un favor a quienes pretenden dividir a la ciudad: en esta Asamblea somos y nos sentimos españoles, y eso no depende de la cultura ni de la religión, ni de la ideología”, ha argumentado Vivas.

El presidente ha subrayado que el boicot a la labor de la Asamblea comporta más riesgo si se considera la situación crítica que atraviesa la sociedad ceutí ante la presión que Marruecos viene ejerciendo sobre la ciudad.

“Esto es una llamada a la responsabilidad, una apelación a que cada grupo político –ha insistido Vivas- No quiero señalar a nadie, creo que la sociedad ceutí sabrá distinguir quien son los generadores de las tensiones”.

 

Acciones políticas

Vivas ha reconocido las dificultades prácticas para contener los mensajes de enfrentamiento que han acabado por alterar el normal funcionamiento de la institución. Por ello, el presidente ha hecho un llamamiento a respetar las “líneas rojas” más allá de las cuales el debate democrático se distorsiona y resulta inviable, límites que ha condensado en dos ideas: defensa de la convivencia y de la españolidad de todos los ceutíes.

“No cabe acciones legales contra esta situación, pero sí respuestas políticas. No estamos hablando de censura, estamos hablando de que no se pueden hacer acusaciones de gravedad tales como la de traidores a la patria -que indirectamente es lo que se está diciendo- y no aportar ni una sola prueba de eso”, ha concluido el presidente.

La decisión de suspender los plenos no afecta a la sesión extraordinaria programada para el jueves y en la que la Asamblea deberá pronunciarse sobre una modificación del Presupuesto General de la Ciudad propuesta por el Gobierno.

Comentarios