Política

Ninguno de sus diputados acude a la toma de posesión de Vivas; Mohamed Alí, de Caballas, también se ausenta alegando problemas personales

Vox se borra del acto institucional

El diputado de Vox, Juan Sergio Redondo, con el brazo alzado, durante el pleno de investidura celebrado el pasado día 15 (C.A.)
photo_cameraEl diputado de Vox, Juan Sergio Redondo, con el brazo alzado, durante el pleno de investidura celebrado el pasado día 15 (C.A.)

Los diputados de la formación de Juan Sergio Redondo comunicaron previamente a los servicios de protocolo que no tenían intención de asistir a la toma de posesión de Vivas.

Ninguno de los seis diputados de Vox ha asistido este jueves al acto institucional de la toma de posesión como presidente de la Ciudad del popular Juan Vivas. La dirección del grupo municipal había informado previamente a los servicios de protocolo de la institución que sus miembros no acudirían a la ceremonia convocada en el Salón del Trono del Palacio de la Asamblea.

En un comunicado, los dirigentes de Vox explican que el acto no es de asistencia obligada y que la investidura del presidente Vivas en el pleno de la Asamblea se fraguó “por imperativo legal”. La candidatura de Vivas obtuvo el respaldo de nueve diputados en la sesión plenaria del pasado día 15 frente a los seis cosechados por el portavoz de Vox, Juan Sergio Redondo. Pese a ello, la formación de ultraderecha considera que la investidura del presidente “no ha contado con el apoyo de una mayoría cualificada de los ciudadanos representados en la Asamblea”.

Para justifica su ausencia, Vox apela a la existencia de “un pacto tácito” entre PP y PSOE que, a su juicio, pretende “aislar” al partido de Redondo de la toma de decisiones. Además, la formación arremete contra Vivas, a quien presentan como la encarnación del “clientelismo político” y la “corrupción”. Vox sostiene que la gestión del dirigente popular “viene lastrando el desarrollo político, social y económico de la ciudad y poniendo en riesgo la propia españolidad de Ceuta”.

Finalmente, el partido expone como otra causa para explicar su ausencia del acto las manifestaciones de Vivas en las que acusaba a Vox de comprometer la convivencia en la ciudad. “Un presidente que en ejercicio de su cargo ha señalado y difamado a nuestra formación política, y a nuestros representantes acusándonos infundadamente de atentar contra la convivencia en Ceuta y en connivencia con otras formaciones políticas, de criminalizar a toda la comunidad musulmana”, protesta la formación. Según Vox, estas manifestaciones han supuesto una “incitación al odio” contra su partido “poniendo en riesgo la integridad física y personal de nuestros representantes electos y de nuestros militantes”.

El acto también ha contado con la ausencia del único diputado de Caballas, Mohamed Alí, quien ha aducido motivos personales que le han obligado a abandonar la ciudad.

Comentarios