Política

La presión de la oposición lleva al Gobierno a admitir la necesidad de una “profunda reflexión” sobre el ICD

Sede del Instituto Ceutí de Deportes (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraSede del Instituto Ceutí de Deportes (C.A./ARCHIVO)

La oposición reclama en el pleno de la Asamblea responsabilidades por las deficiencias en la gestión del Instituto Ceutí de Deportes.

La consejera de Economía y Hacienda, Kissy Chandiramani, ha invitado hoy a hacer una “profunda reflexión” sobre el futuro del Instituto Ceutí de Deportes (ICD). Chandiramani ha hecho estas declaraciones en el transcurso de la sesión plenaria celebrada hoy para debatir las cuentas del organismo planteada por el Gobierno.

Tras aprobar un expediente de modificación de crédito por valor de 37,1 millones de euros para hacer frente a las consecuencias de la pandemia, el pleno de la Asamblea daba hoy el visto bueno a un cambio en las cuentas del ICD que permitirá destinar 400.000 euros del remanente de tesorería del organismo a completar la partida destinada a cubrir el pago de sentencias judiciales.

No es la primera vez que el Gobierno de la Ciudad recurre a este instrumento para cuadrar las cuentas del ICD. La oposición se ha mostrado unánime en su rechazo a esta operación, que considera resultado de una deficiente gestión del organismo. Los 400.000 euros aprobados hoy vienen a sumarse a los 180.000 ya presupuestados para hacer frente al abono de los costes derivados de procesos perdidos en los tribunales.

Tras los reproches de la oposición se encuentra la controvertida gestión de un organismo que hasta el mismo Gobierno ha cuestionado. La Junta Rectora del ICD aprobó recientemente, con los votos en contra del PP, abrir un expediente para establecer las responsabilidades que pudieran caber a los gestores por la pérdida patrimonial sufrida por la entidad. El vicepresidente segundo, Carlos Rontomé, llegó a avanzar el pasado agosto que el Gobierno estaba dispuesto a retomar el expediente de disolución del ICD, que quedó paralizado en 2011.

Todas las formaciones políticas han reclamado la depuración de responsabilidades por la mala gestión del organismo.

Chandiramani ha asegurado que el ICD trabaja en un informe para determinar las responsabilidades en la gestión del organismo que pudieran existir.

La propuesta ha sido aprobada con los votos favorables de PP, PSOE y Vox.