Puerto

SIN GABARRA Y CON LAS TOMAS A LA MITAD

La bajada progresiva del bunkering en Ceuta ocasiona pérdidas del 40% a las profesionales del sector

Desde hace 3 años el Puerto de Ceuta ha ido perdiendo su cuota de mercado en el suministro de combustible frente a los de Gibraltar o la bahía de Algeciras. Una situación que mejorará en 2016, según la Autoridad Portuaria. Los profesionales del sector tienen una visión muy diferente, cifran la pérdida de trabajo en un 40% y reclaman un plan integral para el Puerto de Ceuta.

El Puerto de Ceuta está perdiendo desde hace 3 años su cuota de mercado en el suministro de combustible frente a los de Gibraltar o la bahía de Algeciras. Ceuta Actualidad ha intentado buscar las causas de esta bajada en el servicio de bunkering desde 2012. En el mes de enero de ese año 421 buques atracaron en la ciudad para repostar mientras que dos años después los barcos no pasaron de 240. Se ha ido produciendo una bajada progresiva en los buques que eligen el puerto ceutí para el bunkering. Durante el primer trimestre de 2013 fueron 1.210 los buques atendidos, en el mismo período un año después se bajó hasta los 993 y en los tres primeros meses de este año no se superaron la cifra de 765 buques en puerto.

El presidente de la Autoridad Portuaria, José Torrado, tiene claros los motivos que han llevado al puerto a registrar estos datos. “Han sobrevenido un montón de averías externas a nosotros como la avería en las tomas de CEPSA y en sus propias instalaciones y el accidente sufrido en febrero por la única gabarra que permite el repostaje en alta mar”, ha explicado a Ceuta Actualidad. Torrado es optimista y mira 2016 con positivismo ya que “son varias las infraestructuras que van a dar al puerto de Ceuta el impulso que necesita para volver a estar en el mercado”.

Las instalaciones a las que se refiere el máximo responsable del Puerto son la unión a través de tuberías del dique de Levante (Alfau) con el de Poniente, obra que está desarrollando Dúcar; el arreglo de las tomas de Cepsa estropeadas en el muelle de Poniente y la ampliación de calado de la tercera alineación en la misma zona, lo que permitirá, según Torrado, que buques de más capacidad lleguen a Ceuta.

Visión muy diferente es la que tienen los profesionales del sector. Prácticos, provisionistas y consignatarios, entre otros, afirman estar pasando por malos momentos “porque no entran barcos. Hay días que me paso las guardias mano sobre mano”, explica a Ceuta Actualidad el práctico Emilio Martínez. En su caso, cifra la bajada del trabajo en un 40% y junto con las causas esgrimidas por Torrado, Martínez añade el precio del producto y las rutas de transporte, ciclos externos del mercado contra los que poco se puede hacer.

 

Miras a largo plazo

“El Puerto necesita una solución integral. El ciclo comercial y de ventas se recuperará antes o después pero los responsables deben plantearse qué tipo de puerto queremos para dentro de 15 años y empezar a trabajar ya en ello”, comenta el consignatario Cristóbal Jiménez, al tiempo que aplaude la unión de ambos muelles. El problema que ve es que, ahora mismo, repostar en Ceuta es muy lento y a los armadores no les interesa suministrarse aquí si tienen que esperar el doble que en otros puertos. “Siempre hemos tenido fama de ser un puerto muy cómodo y sin demoras pero ahora al no tener gabarra y las tomas a mitad de rendimiento nos va a costar volver a atraer barcos porque no debemos olvidar que Ceuta es una mera ‘gasolinera’, no la ‘petrolera’ por lo que no podemos luchar contra grandes puertos”. Pero lo que sí se puede hacer, según estos profesionales, es presionar para que Cepsa haga su trabajo. “Entendemos que es una empresa privada pero tiene una concesión y como tal el Puerto debería encargarse de que se cumpla, independientemente de lo que quiera o pueda hacer la empresa porque nos afecta a muchas familias”, recalca.

Por su parte, el práctico Emilio Martínez revela que el 99% de su trabajo deriva del bunkering. “Ha bajado muchísimo y en ello ha influido la normativa europea en cuanto al azufre en el combustible. Ahora se opta por gasoil que lo puede suministrar cualquier puerto, incluso sin necesidad de entrar”, argumenta Martínez, quien no se cree las explicaciones dadas por el presidente de la Autoridad Portuaria. “Lo de las tomas no es cierto porque ahora mismo Alfau tiene tres tomas abiertas aún así no vienen los barcos y lo de la obra para aumentar el  calado de los barcos no tiene nada que ver con el tema que nos ocupa” apunta Martínez mientras mira hacia los puertos de Algeciras y Gibraltar donde suministran en fondeo de forma más cómoda y más barata.

Los profesionales del sector miran con anhelo uno de los mejores años en cuanto al suministro de buques se refiere: 2011. Desde entonces, la llegada de barcos ha ido bajando progresivamente como demuestran los datos del repostaje en bahía del primer trimestre de 2013 con 153 servicios, 135 en el mismo periodo pero un año después, hasta llegar a los 51 buques atendidos en bahía en este año.

Comentarios