Puerto

DESCARTA LA CREACIóN DE UNA MUNICIPAL

El Gobierno de la Ciudad se plantea participar en el accionariado de una cuarta naviera

barco-ceuta-2
photo_camera La Ciudad estudia medidas para mejorar la competencia en la línea marítima del Estrecho /A.S. ARCHIVO

La Ciudad descarta la creación de una naviera municipal, aunque el presidente reconoció que el Ejecutivo se plantea adquirir “una pequeña participación del capital de una cuarta operadora”. La idea que se persigue es mejorar la calidad del servicio y abaratar los precios.

Con la iniciativa, “que está en trámite de estudio”, lo que pretende es atender la recomendación que a la Ciudad se le ha hecho por parte de la Comisión Nacional de la Competencia para conocer si con la existencia “de un cuarto operador” en la línea marítima del Estrecho se favorece una mayor competencia, dijo el presidente Vivas.

El precio del billete del barco, a juicio del mandatario, está condicionado por dos circunstancias: una por la subvención a la línea que presta el Estado y, al mismo, tiempo "porque un 50 por ciento de la demanda está cautiva. Estas son las razones por las que la “competencia no funcione debidamente”.

La Ciudad, junto a la Administración General del Estado, busca fórmulas para mejorar la calidad de la competencia, aunque descartando la creación de una naviera municipal aunque estudiando la posibilidad de la adquisición de una “pequeña participación del capital de una cuarta naviera”.

Este asunto está en la actualidad en manos de los servicios jurídicos, sobre todo para “ver si es viable”. Vivas agregó que de momento desconoce el porcentaje de participación que tendría la Ciudad, y, además, de los informes municipales también “recabaremos los de los jurídicos de la Administración General del Estado". A partir de ahí, ya hablaríamos de porcentajes, aunque siempre sería minoritario.

Vivas reconoció que antes de que se procediese a la renovación del contrato de la línea marítima de interés público del Estrecho, la Ciudad hizo un estudio acerca de cuáles serían unas tarifas razonables para el billete. Este trabajo dio como resultado que los precios podrían ser una 30 por ciento más baratos que los actuales.

Comentarios