Puerto

varga argumenta que no ha habido investigación policial

Ciudadanos no pide la dimisión de José Torrado: “No hay un supuesto de corrupción a priori”

varga
photo_camera Varga, antes del inicio de su comparecencia de hoy ante los periodistas (C.A.)

Ciudadanos arguye la imposibilidad de presuponer que en la situación judicial del presidente de la Autoridad Portuaria concurra un caso de corrupción.

Ciudadanos no pedirá la dimisión del presidente de la Autoridad Portuaria, José Torrado, porque no existe “a priori” un caso de corrupción. A finales de la pasada semana, el titular del Juzgado de Instrucción número 5 decretaba la apertura de juicio oral por el caso “Mahersa” contra Torrado por la presunta comisión de los delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos y le imponía una fianza de más de dos millones de euros. Fiscalía y acusación particular solicitan para el presidente del Puerto cinco y seis años y medio de prisión, respectivamente.

El diputado a la Asamblea por la formación naranja, Javier Varga, ha tratado de justificar la tibieza con la que su partido ha tratado la situación judicial de Torrado. Ciudadanos enviaba este domingo a los medios una nota de prensa en la que aseguraba que el caso del presidente de la Autoridad Portuaria “no estaría dentro de los supuestos” del pacto contra la corrupción suscrito con el PP.

Varga ha invertido varios minutos para tratar de explicar por qué el caso de Torrado no cabe en el pacto anticorrupción cerrado entre las direcciones nacionales de Ciudadanos y PP. “Aquí lo que hay es un expediente administrativo, no hay hechos fuera de ese expediente, ni investigación policial, ni, por supuesto, detenciones”, ha sostenido Varga.

El diputado ha establecido un paralelismo entre la situación del parlamentario de Caballas, Mohamed Alí, acusado en el caso Emvicesa, que investiga la presunta compraventa ilegal de viviendas públicas, con la de Torrado. “En un caso tenemos un expediente administrativo, en el otro, una investigación judicial”, ha argüido. Ciudadanos y Caballas han venido manteniendo una relación de tensión permanente a lo largo de toda de la legislatura a consecuencia de los reproches que la formación naranja ha dedicado a Alí por su renuncia a dimitir como diputado.

“No somos jueces”, ha continuado Varga antes de esgrimir otro de los argumentos que ha utilizado para cuestionar que el “caso Mahersa” pueda equipararse con otros escándalos de corrupción: “¿Quién le defiende? El servicio jurídico del Estado: parecería un contrasentido que los abogados del Estado estuviesen defendiendo a un imputado por corrupción”.

Varga también ha apelado al “contexto” para concluir que distintos hechos calificados con un mismo tipo delictivo pueden constituir o no un caso de corrupción.

Con todo, Ciudadanos ha insistido en que el partido no es “insensible” a la situación abierta con el procesamiento de Torrado. “Por eso apelamos a la responsabilidad del afectado y del PP con vistas a que pongan fin a esta situación o den explicaciones”.

Comentarios