Puerto

CONSIDERA QUE EL PROBLEMA ES DE "UNA URGENCIA INAPLAZABLE"

El Puerto pone a la Administración Central en el punto de mira como responsable de la inseguridad en sus instalaciones

Doncel, en el centro, durante su comparecencia (C.A.)
photo_camera Doncel, en el centro, durante su comparecencia (C.A.)

Su presidente, Juan Manuel Doncel, ha advertido de que la actual situación pone en peligro la fidelidad de los operadores marítimos que trabajan en el puerto ceutí y la posibilidad de atraer nuevas inversiones.

“Urgencia inaplazable”, “situación insostenible”, necesidad de anteponer el “interés general por encima del partidista”. El presidente de la Autoridad Portuaria, Juan Manuel Doncel, ha recurrido a este rosario de expresiones para poner el punto de mira en el Gobierno central como responsable de la situación de inseguridad que se vive en el recinto portuario.

Doncel ha ofrecido esta tarde una rueda de prensa para valorar la reunión que durante la mañana ha mantenido con el jefe de gabinete de la Delegación del Gobierno, Juan Hernández. El encuentro fue solicitado por el propio presidente del Puerto tras la reyerta multitudinaria que enfrentó ayer a pedradas a grupos de migrantes marroquíes y argelinos en la zona del Muelle de Poniente.

El máximo responsable del Puerto ha reclamado a la Administración General del Estado medidas urgentes para acabar con una situación que, según ha advertido, pone en riesgo el futuro mismo de la actividad portuaria en Ceuta. “Cuidado con lo que está pasando: se está poniendo en peligro la fidelización de los operadores portuarios y, lo que es más grave, la materialización de futuras inversiones en el puerto”, ha señalado. 

La incorporación de nuevos agentes de los cuerpos de seguridad a tareas de vigilancia de la zona restringida del puerto ha sido una de las principales demandas que Doncel ha planteado ante los periodistas. El presidente ha recurrido al tópico del “efecto llamada” para explicar la masiva presencia de migrantes en el entorno y el interior de las instalaciones portuarias. Además, ha presentado los problemas de seguridad del puerto como un reto que excede las competencias de la Autoridad Portuaria.

 

“Peor que hace un año”

A juicio del presidente de la Autoridad Portuaria, la presión migratoria que soporta el recinto del puerto se ha incrementado en el transcurso del último mes. En este periodo, según ha sostenido, el número de actos delictivos cometidos en las instalaciones –entre los que ha llegado a citar la concurrencia de sabotajes- ha crecido de manera notoria. “La situación es peor que hace un año”, ha asegurado.

Doncel ha defendido la gestión del Puerto en materia de seguridad, que, según ha explicado, ha tomado medidas para reforzar las zonas consideradas más vulnerables a la entrada de intrusos en el puerto. “Lo que sucede es que la presión crece y aparecen nuevas zonas vulnerables”, ha argumentado.

Comentarios