Puerto

los rápidos, a la espera

El Passió, único enlace con la Península

Solo el buque lento está prestando servicio entre ambas orillas. El resto de los buques permanece en puerto a la espera de que amaine el temporal.

El "Passió per Formentera" ha reanudado las rotaciones del servicio de transporte de pasajeros en el Estrecho a las ocho de la mañana de este jueves desde Algeciras. Las inclemencias meteorológicas olbigaron, por decisión de Capitanía Marítima, a decretar el cierre del puerto durante la mayor parte de la jornada del miércoles. Un cierre que se ha levantado esta misma mañana para recibir al buque lento de Balearia con el que quedan restablecidas las comunicaciones marítimas entre ambas orillas. Según ha explicado a Ceuta Actualidad, el capitán marítimo Jesús Fernández Lera, "aunque el viento aun sopla con fuerza, las olas no superan los 4 metros por lo que se puede navegar".

Por ahora el resto de los buques permanecen en puerto a la espera de que amaine un poco el temporal. El ferry lento de Balearia ha salido de Ceuta alrededor de las 11.30 horas y se espera que vuelva entorno a las 14.00 horas. 

De cara al día de hoy, se mantendrá la alerta amarilla en el Estrecho por viento, que estará vigente hasta la medianoche. Durante este tiempo, volverán a hacer acto de presencia las rachas de hasta 80 kilómetros.El aviso por fenómenos costeros continuará hasta las tres de la tarde del viernes. El fin de semana retornará la normalidad.

Los bomberos han tenido una noche tranquila y por la mañana han realizado dos salidas. Una de ellas a Arcos Quebrados por la caída de un cartel y otra en Escuelas Prácticas para retirar el cristal de una marquesina de autobús.

 

Difícil jornada de miércoles

El último barco de pasajeros que cubrió la travesía del Estrecho durante el miércoles fue el “Passió per Formentera”, que hizo su última salida desde el puerto ceutí a las 11.30 horas de ayer.

fachada manhattan okDesperfectos en la fachada de una cafetería de Cañonero Dato causados por el viento/ C.A.

Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ya auguraban una jornada difícil. El levante llegó a soplar durante el miércoles con una fuerza de hasta 80 kilómetros por hora. 

Las consecuencias del viento se han dejado sentir en la ciudad. Los bomberos habían efectuado, en apenas una hora, 8 salidas por desprendimientos de cornisas, caída de farolas o chapas que han salido volando, como es el caso del edificio de la Seguridad Social junto a la Biblioteca Pública, donde según han informado a Ceuta Actualidad "están volando chapas de tres metros".  En la cafetería Manhattan en la Avenida Cañonero Dato se han llevado un buen susto cuando se ha desprendido parte de la fachada como se puede apreciar en la imagen que acompaña esta información.

Comentarios